Bang & Olufsen, la compañía tecnológica danesa de imagen y sonido de lujo, ha traído a España los Beoplay Portal, sus primeros auriculares diseñados especialmente para videojuegos. Concretamente con la consola Xbox. Destacan por contar su elevada calidad de sonido, su cancelación de ruido adaptable y por su elevado precio, 499 euros, tanto como lo que cuesta la propia Xbox Series X.

Noticias relacionadas

Tras los Beoplay H95, unos auriculares de 800 euros, y su altavoz portátil Beosound Level; el fabricante se adentra por primera vez en el mundo de los videojuegos de la mano de Xbox con unos auriculares de diadema con un diseño clásico y minimalista; dejando de lado las luces RGB y colores llamativos tan presentes en la industria gaming.

En OMICRONO los hemos probado de primera mano en una sesión de juego con la Xbox Series X y el título Assassin's Creed Valhalla de Ubisoft. Unos auriculares estéticamente sencillos, con una gran potencia y calidad de audio, así como con una cancelación de ruido adaptable que te mete de lleno en lo que importa: la partida.

Un diseño elegante

Cuando se habla de auriculares o de cualquier otro periférico específico para gaming, lo normal es que a la mente vengan luces RGB y colores llamativos. Sin embargo, los Beoplay Portal, creados de la mano de la compañía de Microsoft bajo el programa 'Designed for Xbox', dejan todo eso a un lado para ofrecer un diseño elegante y minimalista.

Los Beoplay Portal son unos auriculares circumaurales. Nacho Castañón Omicrono

Unos auriculares diseñados para jugar cuyo aspecto no indican que su propósito sea sacar el máximo partido a los videojuegos. De hecho, por no ser por el logo de la compañía serían idénticos a muchos otros modelos del mercado. Se trata de unos cascos circumaurales que rodean completamente la oreja, con una diadema flexible y sólida y que, más allá de su gran calidad de audio, se sienten realmente bien puestos.

De hecho, son bastante cómodos de usar, incluso en sesiones largas de juego, ya que apenas pesan 282 gramos. Además, la compañía ha dotado a estos cascos de unos materiales transpirables y unos componentes, tanto internos como externos, de gran calidad.

Por ejemplo incluyen aluminio finamente perforado, que lo hacen resistentes. Asimismo, como sucede en otros modelos premium de la empresa, las almohadillas cuentan con espuma de memoria envuelta en piel de cordero, que ofrece una mayor suavidad. Por último, en la parte inferior de la diadema incorpora un acolchado de tejido de fibra de bambú para una mayor transpirabilidad y comodidad.

Los Beoplay Portal junto con la Xbox Series X. Nacho Castañón Omicrono

Por otro lado, los Beoplay Portal cuentan con dos drivers de 40 milímetros con imanes de neodimio y una batería de 1.200 miliamperios, que ofrece una autonomía de aproximadamente 12 horas de rendimiento inalámbrico. En el auricular derecho se incluyen un conector USB Tipo-C, el jack de 3,5 milímetros, un botón que permite encender y apagar los cascos, y activar la sincronización vía Bluetooth, y una banda táctil para controlar el volumen con tan sólo deslizar el dedo sobre ella.

Mientras que en el auricular izquierdo se encuentran el botón que activa la sincronización con una consola de Microsoft mediante el protocolo Xbox Wireless, así como una banda táctil que, en este caso, permite actuar sobre la cancelación de ruido adaptativa. Por ejemplo, se puede atenuar o maximizar en función de lo que el usuario necesite en cada partida o momento.

Calidad del sonido

Los Beoplay Portal de Bang & Olufsen son unos auriculares realmente potentes. De hecho, durante la prueba notamos que con el volumen a la mitad el sonido del juego o la música se escuchaba incluso más alto que en otros cascos con el nivel de volumen al máximo. Pero no sólo eso, sino que la calidad del audio también es de primer nivel.

Los Beoplay Portal cuentan con una gran potencia y sonido. Nacho Castañón Omicrono

Los Beoplay Portal cuentan con una serie de características que aumentan las ganas de jugar. Por ejemplo, incluyen Dolby Atmos - que sólo funciona con Xbox y Windows 10 - para crear una experiencia más inmersiva y audio de gran amplitud espacial. Unos cascos que se han diseñado para ser usados con una consola de Microsoft, tanto las de nueva generación como la Xbox One, a través del protocolo Xbox Wireless.

En ese sentido, cuentan con un mayor ancho de banda y una latencia inferior, dos de las características que más se buscan a la hora de jugar. De la misma manera, gracias a su conexión inalámbrica Bluetooth 5.1 y su salida para un cable USB Tipo-C, también se pueden conectar a otros dispositivos y disfrutar de su potencia y su alta calidad de audio con música o una película. Lo cierto es que suenan de maravilla.

En cuanto a la cancelación de ruido adaptable, funciona realmente bien, ya que te aísla completamente. De hecho, con esta característica activa y un volumen elevado, si una persona te habla no te enteras. Los Beoplay Portal también incorporan cuatro micrófonos que amplían la voz a la vez que filtran el sonido de fondo y lo aíslan, para ofrecer un habla de más calidad. 

Los Beoplay Portal junto con el mando de la Xbox Series X. Nacho Castañón Omicrono

Eso sí, cabe señalar que es recomendable tener el teléfono o una tablet cerca cuando se juegue con estos cascos, que, lógicamente, no son compatibles con PlayStation. El motivo es que con la aplicación de Bang & Olufsen, disponible en Android e iOS, se puede actualizar el firmware de los auriculares y controlar sus diferentes parámetros. 

Por ejemplo, se puede consultar la batería, ajustar el nivel del volumen o seleccionar entre los diferentes modos de escucha. Asimismo, también se pueden configurar los ajustes para cuando se utilicen para jugar a la Xbox, como el ecualizador, si se prefiere escuchar más alto el chat de voz que el juego o la cancelación de ruido. Incluso permiten escuchar tu propia voz si se está en una partida con amigos. 

¿Me los compro?

Los Beoplay Portal de Bang & Olufsen son unos auriculares inalámbricos gaming atípicos, ya que no incluyen ninguna luz ni otras características típicas de esta industria; y son caros: cuestan 499 euros, lo que podría motivar a muchos a optar por otras propuestas. Sin embargo, y como sucede en prácticamente todos los productos de la compañía, su precio está bien justificado.

Con un diseño elegante y minimalista, los auriculares de la firma danesa destacan por ser realmente ligeros y cómodos, siendo, por tanto, ideales para largas sesiones de juego o de música. Además, son inmersivos, poseen una gran potencia y una calidad de audio sobresaliente. De hecho, suenan de maravilla tanto a la hora de reproducir canciones como de jugar. Unas características que hacen que pagar 500 euros por unos auriculares merezca la pena.

Te puede interesar...