Estamos acostumbrados a ver en verano altavoces bluetooth para llevar. Pequeños, que caben en un bolsillo o mochila. En España son bastante populares, ya que no suelen ser muy caros y sirven para tener música siempre en el jardín, la piscina o la playa. No obstante, muchos de los fabricantes se olvidan en este segmento del audio de alta fidelidad. No es el caso de Bang & Olufsen.

Noticias relacionadas

La icónica marca danesa especializada en sonido no se ha olvidado de este mercado y que tiene un gran recorrido. Más allá de la calidad de sonido, si por algo es referencia Bang & Olufsen es por su filosofía de audio de alta calidad y diseño, señas que llegan al Beosound A1, un altavoz de pequeñas dimensiones y gran sonido.

Es uno de los mejores altavoces compactos que puedes comprar en el mercado. Eso sí, el sello de la marca es importante y sus terminaciones también, con lo que tendremos que asumir el coste del sector del lujo. Y es que el Beosound A1 tiene un precio de 250€.

Construcción impecable

Alta calidad de audio, y alta calidad de construcciones. Manuel Fernández Omicrono

Empezamos por el diseño. Es uno de los muchos puntos fuertes del Beosound A1. Nos encontramos ante un cuerpo de muy buena calidad, con un tamaño relativamente compacto (133 An x 46 Al x 133 Pr mm y 558 gramos) y un chasis con una construcción espléndida. Éste está dividido en dos: una superficie de aluminio y una base de polímero en la que encontraremos los conectores y botones y  del dispositivo.

Esta carcasa es a prueba de agua, y cuenta con certificación IP67, lo que nos permitirá bajo promesa de la marca que el Beosound A1 resistirá inmersiones de hasta 1 metro de profundidad durante 30 minutos. Esto no quiere decir que podamos mojarlo, en absoluto; el altavoz resistirá en caso de que lo mojemos sin querer o en caso de que se nos caiga a la piscina, pero siempre es recomendable mantener alejados nuestros dispositivos del agua. No obstante, esa seguridad es bienvenida, especialmente si nos llevamos este dispositivo a la piscina.

El diseño es minimalista y sobrio además de elegante. Manuel Fernández Omicrono

En el cuerpo contamos con los botones Play & Pause, subir y bajar volumen y botones para el control del multimedia. Además, también tenemos un botón de apagado así como un botón para el micrófonoY es que este Beosound A1 es compatible con Alexa, un detalle muy interesante que abre la puerta a opciones variadas.

Más allá de estos botones, nos congratula comprobar que contamos con USB-C para la carga del dispositivo. Podremos usar cualquier USB-C de la casa para cargar nuestro Beosound A1, incluso el del móvil.

La guinda de B&O en el diseño la tenemos en la correa de sujeción que acompaña al Beosound A1. Hecha de piel con un tacto rugoso, con el logo de Bang & Olufsen que servirá tanto para darle un toque juvenil al producto como para poder anudarlo a nuestra muñeca o bolso en caso de querer transportarlo.

Correa ajustable de Bang & Olufsen. Manuel Fernández Omicrono

Un detalle importante a tener en cuenta es que la base es antideslizante. Cumple varias funciones: impedir que el Beosound se deslice en superficies resbaladizas y conseguir que el altavoz sea más agradable al tacto (y soporte mejor los golpes). Una decisión de diseño que aplaudimos sobremanera.

Pero sin duda, el aspecto más positivo del cuerpo del Beosound A1 es su diseño en sí. Es sobrio y minimalista, pero elegante y tremendamente llamativo. Es de los pocos productos que hemos visto que realmente plasme consiga atraer y conquistar a la vez: es juvenil, pero sin ser extravagante. Elegante, sin ser formal.

Audio: de lo mejor del mercado

Su calidad de sonido es excepcional. Manuel Fernández Omicrono

Hablemos ahora de la calidad de audio. Si conocéis a la firma danesa sabréis que este es su principal core: la música de alta calidad. Bajo el patrón de rejilla del Beosound A1 nos encontramos con un sistema de audio de 2 vías con un driver de 3.5 milímetros y un tweeter de 0.75 pulgadas amplificados. Su etapa es de 2x30 vatios, lo que nos debería aportar bastante fidelidad sonora. Según Bang & Olufsen, el Beosound A1 tiene unas 18 horas de autonomía con el volumen a 70 dB y de 48 horas si bajamos un poco el ruido a 55 dB.

Su diseño de rejilla está muy bien planteado. Manuel Fernández Omicrono

Otro detalle relevante; si bien disfrutamos de compatibilidad con Alexa, el Beosound A1 no tiene WiFi. Se conecta al smartphone mediante Bluetooth, y ya es el móvil el que 'habilita' el asistente. Esta decisión provocará que tengamos un consumo algo más importante de batería de 3.000 mAh, pero nada dramático. De hecho, las cifras que da Bang & Olufsen se ajustan a lo que esperamos; hemos conseguido unas 16-17 horas de autonomía, aunque esto variará del uso del usuario.

Para nuestras pruebas, hemos usado un OnePlus 6T con Tidal en su suscripción Master, además de Spotify Premium con la calidad de audio al máximo, en 320 Kbps. Necesitaremos tener el smartphone relativamente cerca para poder hacer funcionar a Alexa.

La calidad de audio es absolutamente increíble. Manuel Fernández Omicrono

Dentro del contexto de lo que es un altavoz portátil, la calidad de audio de este Beosound A1 es excelente en todos los apartados posibles. Los matices del audio son ricos y están muy presentes. Las frecuencias altas no quedan solapadas por las medias (como suele ocurrir en altavoces más baratos) y las graves tienen un equilibrio casi perfecto, que consigue que las notes sin que obstruyan a las demás.

La definición del audio también es sobresaliente; nada tiene que envidiar este Beosound A1 a altavoces de mayor calado. De hecho, muchos de mis amigos y familiares se han sorprendido sobremanera al oir al Beosound, ya que la calidad de audio está muy por encima de lo que se podría esperar de un dispositivo de este tamaño.

Sin duda, nadie podrá quedar insatisfecho con la calidad de audio del Beosound A1. Manuel Fernández Omicrono

Además, el volumen es bastante alto y lo suficientemente uniforme como para no provocar distorsiones o errores en la audición. Es claro, definido e incluso en volumen muy alto se siente igual de rico y nutrido de matices. Sabe diferenciar correctamente todas las frecuencias, de tal forma que los instrumentos y sonidos no quedan opacados por el tamaño del Beosound. Estamos ante una de las mejores experiencias auditivas encontradas en un altavoz inalámbrico compacto.

Precio premium

No es el dispositivo más económico del mundo. Manuel Fernández Omicrono

El sector claro de este Bang & Olufsen Beosound A1 es sin duda alguna el del audio de alta calidad.Se diferencia mucho de dispositivos de este tipo que podemos comprar en centros comercailes. El Beosound A1 juega en otra liga, y no es para menos, dada la reputación de la marca danesa en lo que a audio y productos se refiere.

Tal calidad de audio se paga, y esto se ve reflejado en el coste: 250 euros es el precio recomendado de este Beosound A1. Desde luego, y siendo francos, este es un precio bastante por encima de lo que cualquier usuario esperaría de un altavoz compacto. Sin embargo, tiene sentido.

Un precio acorde a lo que compramos. Manuel Fernández Omicrono

Su precio está acorde a lo que ofrece el Beosound A1. Sí, 250 euros es un tag de precio alto, pero está pensado por y para los amantes del audio de calidad, con un cuidado diseño y que quieren disfrutar de altas prestaciones en cualquier lugar de forma cómoda.

Y aunque precisamente este sector, el de los amantes de audio on the go no está especialmente extendido, es el ideal para este Beosound A1. Si eres un usuario que pone especial mimo en el audio y quieres un producto que sepa satisfacer tus necesidades con la máxima portabilidad, creemos que es una compra excelente.