Los últimos auriculares en animar el debate sobre prestaciones y precio han sido los AirPods Max. Los cascos de Apple con cancelación de ruido llegaron a finales de 2020 a España con un precio de 629 euros, una apuesta por demostrar que había un nicho premium a explorar en el mercado de sonido personal con cancelación de ruido. 

Noticias relacionadas

Un hueco en el que gigante de Cupertino viene a competir directamente con uno de los históricos del sonido, diseño y alta calidad de sus productos: Bang & Olufsen. La compañía danesa ha cumplido ahora 95 años con una trayectoria en la que ha buscado la perfección del audio. Un camino que ha cristalizado ahora con el lanzamiento de sus auriculares Beoplay H95. 

Los BeoPlay H95 son los auriculares más avanzados de la empresa fundada en 1925 por Peter Bang y Svend Olufsen y como tal, también son los más caros de su catálogo: 800 euros. Como es lógico, los H95 no están pensado para todos pero, ¿de verdad merecen la pena?

Diseño

Si hay un elemento clave en todos los productos de B&O es su diseño. Ninguno deja indiferente. Pese a que la compañía no cuente con diseñadores en plantilla que se encarguen de desarrollar sus productos, modelos como el vinilo Beogram 4000, el amplificador Beomaster 1900 o el equipo de música BeoSound 9000 han trascendido del ámbito tecnológico para marcar generaciones. Una aspiración que se siente en los H95 diseñados por MNML.

Bang & Olufsen BeoPlay H95 Chema Flores Omicrono

Estos auriculares circumaurales (que cubren por completo las orejas) cuentan con un diseño minimalista y premium. Han sido fabricados de forma artesanal en una combinación de aluminio, titanio, polímero, tela así como piel de cordero y vacuno. Una combinación de materiales que hacen que, desde un primer momento, sintamos que estamos con un producto de lujo entre las manos, pero que además es de alta calidad de sonido. 

Uno de los puntos clave de su diseño es la comodidad. Pese a que pesan 323 gramos, podremos pasar con ellos horas en las orejas sin tener sensación de presión en el cráneo y llegando a olvidarnos que los llevamos puestos. Tanto las almohadillas que cubren nuestras orejas como la diadema encontraremos una espuma con memoria que los hace muy confortables y aportan una sensación agradable cuando los usamos. 

Bang & Olufsen BeoPlay H95 Chema Flores Omicrono

Las almohadillas son extraíbles y se fijan con un sistema de imanes, algo muy cómodo para limpiarlas o para reemplazarlas, lo que da una idea de que los H95 están pensados para durar toda la vida. 

En la parte exterior encontramos un panel táctil a cada lado desde el que podremos controlar la reproducción de la música o las llamadas, sin embargo, tanto el volumen como el nivel de la cancelación de ruido se gestionarán a través de dos ruedas sin fin que se encuentran en el lateral de cada oreja. Un sistema que funciona especialmente bien y que resulta agradable a la hora de relacionarse con él.

La parte interior del auricular. Chema Flores Omicrono

Un detalle a agradecer del diseño es su capacidad de plegarse. A diferencia de los AirPods Max, los H95 podremos recogerlos para llevarlos de viaje y que así ocupen menos espacio. Además, aunque se cargan por USB-C, incluye tanto cable de audio para la salida 3,5 así como funda y adaptador para vuelos.

Calidad de sonido

Si a nivel estético los H95 son casi una obra de orfebrería, a la hora de mostrar su potencial sonoro son todavía mejor. Bang & Olufsen demuestra aquí de lo que es capaz a nivel de audio con una optimización del sistema y una fidelidad por el sonido que da gusto usar.

Permite captar con nitidez la diferenciación de instrumentos y voces en la música, así como tendremos unos agudos precisos y unos bajos definidos y sin distorsión. Una forma en la que termina de justificarse su precio. En resumen, sí, son muy buenos. 

Para que suenen tan bien en su interior se pueden encontrar dos unidades de titanio de 40 mm con imanes de neodimio, lo que permite mejorar la precisión del sonido y aumentar la respuesta de baja frecuencia. A esto cabe añadirle un motor desarrollado por los ingenieros acústicos de la firma, denominado Digital Signal Processing, que se encarga de que la escucha inalámbrica sea prácticamente igual a que si lo hiciésemos por cable. 

Bang & Olufsen BeoPlay H95 Chema Flores Omicrono

El otro punto a favor de estos auriculares a nivel de sonido está en la cancelación de ruido. Al aislante pasivo que encontraremos por el diseño cuando nos coloquemos los H95 hay que sumarle una de las mejores tecnologías de cancelación de ruido activa (ANC) que hemos probado. La capacidad para aislarnos es total. Quizá en este detalle queda un paso por debajo de los Sony WH-1000XM4, pero la experiencia es sobresaliente

Por contra, B&O aboga por un sistema de gestión de la cancelación de ruido especialmente cómodo a través de una rueda en el lateral de la oreja. Como si subiésemos o bajásemos el volumen también podemos hacerlo en cómo queremos desconectar -o no- del mundo. 

Bang & Olufsen BeoPlay H95 Chema Flores Omicrono

Éstos no son los primeros auriculares de B&O que cuentan con esta tecnología. Ya los habíamos visto en los H9 y en los H8i, sin embargo, los H95 tienen la más avanzada de todo el catálogo de la empresa. Más allá del chip que gestiona la cancelación de ruido, cuenta con cuatro micrófonos MEMS para voz - de los que dos los comparte con el sistema de ANC-, así como otros cuatro micrófonos específicos para la función de cancelación de ruido, dos por auricular.

Otro de los puntos que mejoran la experiencia de uso es su aplicación. Desde ella podremos acceder a un ecualizador de sonido completamente personalizable y en el que tendremos la capacidad de marcar qué modo de escucha preferimos, así como podremos ajustar también la cancelación de ruido. Además, los podremos emparejar a dos dispositivos a la vez y cuenta con los sistemas de conexión rápida de Apple, Google y Microsoft. 

Bang & Olufsen BeoPlay H95 Chema Flores Omicrono

Con respecto a su batería, también rinden con nota. Con la cancelación de ruido activada y un volumen de sonido normal, podremos tener en torno a 38 horas de autonomía con una sola carga, lo que mejora considerablemente el tiempo de uso con respecto a los otros modelos de la marca y los hace ideales para viajar. La batería dispone de una capacidad de 1.110 mAh que queda completamente cargada de 0 a 100% en unas dos horas. 

¿Me los compro?

Como todos los productos de Bang & Olufsen, los H95 no son para todos. No son unos auriculares que busquen el gran consumo, como sí pueden ser los WH-1000XM4 de Sony, sino que son más un dispositivo aspiracional para quien quiere combinar las altas prestaciones de audio con un diseño cuidado y una calidad excepcional. 

Bang & Olufsen BeoPlay H95 Chema Flores Omicrono

Durante el mes que los he tenido de prueba, la pregunta que me han hecho más a menudo cuando se enteraban del precio solía ser la misma: "¿y merecen la pena?" Y sí, merecen la pena. Por terminaciones, materiales, experiencia y calidad, los Beoplay H95 justifican su precio en cada milímetro cuadrado. No son baratos, pero cuando el usuario los tiene en la mano, se los coloca en la cabeza y los prueba, es capaz de entender el motivo por el que valen 800 euros. 

El principal problema aquí son los 800 euros que cuestan. Debemos tener un oído fino para saber apreciar lo que aportan unos auriculares de alta calidad, al tiempo que una cartera amplia que nos permita invertir dicho montante en ellos. Si lo que queremos es disfrutar de unos auriculares de altísima calidad que cuentan además con una terminación casi de un taller orfebre, los BeoPlay H95 son sin duda nuestra mejor opción. La experiencia está a la altura de lo que cuestan.

También te puede interesar...