Cuando te colocas unos buenos auriculares el mundo cambia. Una sensación de inmersión y de finura sonora que sólo se alcanza en ocasiones contadas, y una es con los Philips Fidelio X3. Una apuesta por el audio premium que llega a España para seguir siendo referencia en el complicado mundo del audio de alta fidelidad.

Noticias relacionadas

La primera aproximación a los Fidelio X3 (350€) la tuvimos en el evento de presentación en enero de este 2020. Tan solo unos minutos que bastaron para reconocer la extraordinaria calidad de todo el conjunto sonoro que se acompaña con unos materiales de la mejor calidad.

La propia Philips los describe como "una sala de conciertos en tus oídos" y quizá como concepto no se aleje mucho de la realidad. El formato abierto, para ser disfrutados en casa, los hace perfectos para escuchar cualquier tipo de música en la comodidad de un sillón con los ojos cerrados.

Diseño premium

Philips Fidelio X3 Izan González Omicrono

Las conexiones inalámbricas han traído consigo que nos 'olvidemos' de los auriculares más hogareños. Salvo algunos modelos con esquemas gaming, los que predominan en la actualidad son los tipo AirPods, muy discretos y sin cables a la vista, u otros formatos de diadema que se conectan a los dispositivos a través de bluetooth.

Todos ellos opciones muy válidas para la extrema movilidad pensando en disfrutar de la música allá donde se encuentre. Sin embargo, el concepto de los Fidelio X3 es todo lo contrario. Los materiales, mucho más delicados que el plástico de los anteriores ejemplos, invitan a disfrutar de horas de música o podcast en casa.

Philips Fidelio X3 Izan González Omicrono

De formato supraaural, recogen completamente la oreja y están diseñados para ajustarse a la perfección a cualquier tipo de cabeza. Para ello, cuenta con una banda superior autoajustable de piel, un arco superior que balancea el conjunto y unas almohadillas con efecto memoria recubiertas en tela. Mención especial tienen estas últimas, que a diferencia de otros auriculares, no aprietan lo más mínimo y no producen ese efecto de agobio tras muchas horas llevando los auriculares puestos.

A diferencia de la gran mayoría de auriculares, la parte exterior 'está al aire'. Está cubierto por Kvadrat, un material textil de lana que ha demostrado ser 'transparente' para el sonido y no afecta lo más mínimo al rendimiento sonoro. Este tejido lo podemos encontrar en barras de sonido y altavoces premium, en marcas tan reconocidas como Bang & Olufsen.

Sonido excepcional

Philips Fidelio X3 Izan González Omicrono

Los Philips Fidelio X3 no son solo una pieza bonita que tener junto al equipo de música. Los ingenieros y diseñadores de la compañía se han empleado a fondo para conseguir un audio extraordinario. Mejorar los Fidelio X2, la anterior versión, ha sido una tarea muy complicada y para ello se han empleado al máximo.

En el apartado puramente técnico, los Fidelio X3 cuenta con altavoces de 50 milímetros cuyos diafragmas están compuestos de varias capas de polímero y están, a su vez, rellenos con gel amortiguador. Todo ello para conseguir el mejor audio. El diseño exterior también permite una inclinación de hasta 15 grados para que los altavoces se orienten y ajusten al conducto auditivo.

Olvidándonos por un instante de los siempre fríos datos técnicos, la experiencia en primera persona es de primerísimo nivel. A diferencia de lo que ocurre con otros auriculares enfocados a otro momento, no debemos esperar un sonido con unos bajos sobrerrepresentados ni un aislamiento como los auriculares con cancelación activa de ruido. El audio que dan los Fidelio X3 es estrictamente el que reproduce la canción original.

Con un intervalo de frecuencias que va desde los 5 a los 40.000 Hz, estos auriculares de Philips emitirán unos bajos muy bajos cuando así lo requiera la música y los más agudos de los altos si así lo ha grabado el artista.

Philips Fidelio X3 Izan González Omicrono

Lo que sí es importante remarcar es la gran diferencia de audio dependiendo de dónde conectemos los auriculares. Por ejemplo, comprar estos auriculares para enchufarlos a un smartphone quizá no sea realmente una buena idea. Aunque cada vez tienen mejor sonido, distan todavía mucho de las cadenas de música o de los reproductores de CD de gama media o gama alta.

Dentro de la propia caja, Philips ha tenido a bien incluir un cable minijack de 3.5 milímetros (el que se usa en ordenadores, teléfonos móviles o equipos más domésticos) y otro conector con clavija de 6.4 milímetros para poder cablearlo a un equipo profesional.

¿Me lo compro?

Philips Fidelio X3 Izan González Omicrono

La pregunta clave a la que nos enfrentamos siempre en este caso es un poco más dura de resolver. Probablemente si ya somos unos audiófilos convencidos sepamos que los Fidelio X3 son una de las mejores propuestas en su rango de precio (350 €). Una relación entre calidad y precio que también puede servir como una primera aproximación a los auriculares de alta resolución si huimos de las clásicas propuestas con bajos sobredimensionados y medios descafeinados.

Lo que debemos sopesar seriamente es dónde vamos a utilizar los auriculares. Si los vamos a utilizar conectados a un buen equipo o tan solo nos acompañarán en nuestras largas sesiones con el teléfono móvil. Porque de ser así, tendremos que acarrear siempre un cable de 3 metros sin posibilidad de conexión inalámbrica. Además de la notable pérdida de calidad. Exactamente igual que si lo conectamos a la fuente de audio de cualquier ordenador.

En suma, los Fidelio X3 son los auriculares ideales si queremos tener nuestro momento musical en casa. Encender el equipo, colocarlos sobre la cabeza y olvidarnos del mundo. Una forma de evasión sin salir del sofá.