Hace un par de años que LG presentó el primer televisor enrollable y tecnología OLED. Todo un hito tecnológico que presumiblemente no llegaría a España y que pasados los meses fue pasando a un segundo plano, pese a ser quizás uno de los televisores más interesantes de los últimos años. Ahora, por fin acabará en el mercado de consumo.

Noticias relacionadas

LG ha anunciado la puesta a la venta de este televisor, el LG SIGNATURE OLED R, concretamente el modelo RX. No lo hace en España, sino en Corea del Sur, pero es el primer lanzamiento comercial de este televisor enrollable. Un dispositivo que se venderá no sólo como un producto de innovación tecnológica, sino como un artículo premium.

Porque la innovación tecnológica es genial, pero no sale gratis, especialmente si ese producto es el primero del mundo en algo, como es este caso. El televisor se venderá en hasta siete tiendas de consumo en Corea por el módico precio de 87.000 dólares.

El televisor enrollable más caro

LG SIGNATURE OLED R LG Omicrono

No, no lo hemos escrito mal. 87.000 dólares, lo que equivale a 100 millones won surcoreanos. De hecho, LG no se esconde al calificar este producto de "exclusivo", considerándolo una "obra maestra que apreciarán los clientes que exigen lo mejor y pueden reconocer el verdadero valor de la innovación revolucionaria". Es decir, que este es un artículo de lujo.

Cada mínima parte del dispositivo está fabricada con este concepto en mente. Cada unidad está construida a pedido para los clientes "más exigentes", y cada uno de estos se ensamblará artesanalmente siguiendo las exigencias del comprador. La carcasa de aluminio cepillado tiene una cubierta de lana natural con altavoces de Kvadrat de Dinamarca. Se podrán elegir hasta cuatro revestimientos, y se podrá pedir con grabado o mensaje en la base.

LG SIGNATURE OLED R. LG Omicrono

Centrándonos en el dispositivo como tal, este cuenta con una pantalla OLED flexible de 65 pulgadas en 4K, con la tecnología de control de atenuación individual y el control de iluminación automática de los píxeles. La gracia principal del aparato, su capacidad de enrollarse, no obedece simplemente a una cuestión estética; gracias a esta característica, podremos guardar la pantalla en cualquier momento sin que necesitemos "reservar de forma permanente un espacio para una gran pantalla negra".

Precio y disponibilidad

¿Llegará el televisor enrollable de LG a España? Es algo que es difícil de saber hoy por hoy, ya que es un producto extremadamente selecto y que está destinado a un público todavía más específico. Porque no sólo está pensado para personas con altísimo nivel adquisitivo, sino para los amantes de la tecnología que quieran un dispositivo de estas características.

Recordemos que el televisor, además, ha tardado unos años en comercializarse. Su alto precio y su baja disponibilidad hacen muy difícil su distribución a nivel masivo y mucho menos con el coste que tiene. Por lo tanto, quizás tengamos que esperar un poco más para disfrutar de esta pieza extraordinaria de tecnología.