Bang & Olufsen, la empresa danesa de tecnología y lujo, ha lanzado en España el Beosound Level, su último altavoz portátil que destaca por un sonido potente, materiales de alta calidad y un diseño que no sólo destaca en el apartado estético, sino que también está pensado en que dure para siempre. 

Noticias relacionadas

Lo hace gracias a una accesibilidad a los componentes que pocas veces (o ninguna) se ven en la industria. Su diseño es modular para que las reparaciones y cambios de componentes sean sencillos, tanto es así, que hasta podremos acceder fácilmente al chip que dota de inteligencia y sustituirlo por otro en un futuro. Un compromiso de la empresa con sus usuarios.

El Beosound Level es un altavoz para que pase por varias generaciones. Los 1.249 euros de partida hacen que sea prohibitivo para muchos, pero la calidad del producto tanto a nivel de materiales, como de experiencia y de calidad de sonido están a la altura de un precio tan alto. 

Llévalo a cualquier lado

El Beosound Level llega bajo el mismo concepto que el Sonos Move o el Citation 200: establecerlo fijo en una habitación de casa pero tener la posibilidad de desimantar un cable con el que se desenchufa, y gracias al asa que incorpora en el chasis, poder moverlo y llevarlo a otras estancias, a la terraza o el jardín.

Beosound Level de Bang & Olufsen Chema Flores Omicrono

A diferencia de los modelos de la competencia, el Level se diferencia con un enfoque al diseño completamente diferente a lo visto hasta ahora en el mercado, buscando integrarse mejor en el hogar. Tanto es así que no depende de una base de carga sino que el sistema ideado por B&O se trata de un enchufe magnético con lo que tendremos la posibilidad desde ponerlo en una estantería a colocarlo en la pared con un soporte especial.

El sistema de desancle de la pared es igual de sencillo que si lo tuviésemos en una estantería. Bastará con retirarlo del imán y listo. Sin embargo, las conexiones traseras permiten que incluso se puedan colocar en la parte trasera de un sistema de cine en casa en el salón. Eso sí, para eso hará falta una pareja.

Beosound Level de Bang & Olufsen. Chema Flores Omicrono

Pese a que tiene un asa el Beosound Level tiene unas dimensiones generosas ya que está concebido para moverlo por casa y no tanto para sacarlo de ella. Son 34,8 cm de ancho, 23 cm de alto y 5,6 cm de profundidad, lo que llama la atención por lo estrecho que es frente a la competencia. Pesa 3,3 Kg y cuenta con una resistencia IP54, lo que le hacen resistente al polvo y a las salpicaduras de agua. 

Pese a ser resistente a las salpicaduras, en B&O no han renunciado a uno de los pilares de su ADN, las terminaciones en materiales en alta calidad. En esta ocasión tenemos dos versiones. Una de tela con tejido de punto de alta resistencia y otra de madera de roble tratada que da una sensación de calidez sin rival. En ambos casos le acompaña un chasis de aluminio y un interior a base de piezas de polímero. Materiales además reciclables.

Beosound Level de Bang & Olufsen Chema Flores Omicrono

Sonido superior

Si el diseño realizado por Torsten Valeur de David Lewis Designers ya es sobresaliente, con esa mezcla de minimalismo y retro al mismo tiempo, toda la magia llega cuando el Beosound Level se pone en funcionamiento y despliega el potencial sonoro que alberga. 

Está recomendado para habitaciones de entre 10 y 50 metros cuadrados, y es que tiene la capacidad de llenar de sobra una habitación grande por sí mismo. Por si eso fuera poco, siempre podremos emparejarlo con otro Level y hacer que suenen en estéreo, una experiencia sencillamente espectacular. 

Beosound Level de Bang & Olufsen Chema Flores Omicrono

En su interior podemos encontrar una configuración de altavoces con dos unidades de 4" para graves, una unidad de 2" para gama completa y dos unidades de 0,8" para agudos. Por su parte, también encontramos un amplificador con tres unidades de 30W clase D (dos para los graves y otra para gama completa) y otra unidad más de 15W centrada exclusivamente en los agudos. 

Como el Level está pensado para colocarse en tres posiciones (colgado en la pared, en vertical o tumbado mirando hacia arriba) cuenta con un sistema acústico adaptable haciendo que el sonido se emita en 180 o en 360 grados según se requiera por la situación gracias a la detección del acelerómetro. En ningún momento apreciamos una pérdida de calidad de sonido si cambiamos la posición y la música se escucha siempre de forma nítida y con detalle. 

Beosound Level de Bang & Olufsen Chema Flores Omicrono

Lo cierto es que lo que más sorprende del Level es su potencia, su profundidad de sonido y la riqueza de matices en la reproducción de música. Algo que parece impensable en un altavoz tan delgado. 

Conectividad y autonomía

El altavoz integra un micrófono desde el que podremos invocar al Asistente de Google, de hecho, la configuración del altavoz habrá que hacerla a través de la aplicación Home de la compañía. Eso sí después podremos tomar el control del altavoz tanto a través de la aplicación de Bang & Olufsen, del mando Beoremote One o directamente con la barra de controles táctil que encontraremos en el lateral. 

Beosound Level de Bang & Olufsen Chema Flores Omicrono

La idea de B&O en el Level es no poner límites a la experiencia de usuario. Es por ello por lo que además de su propio servicio de radio por internet se puede enviar contenido a través de AirPlay 2, de Spotify Connect a través de conexión WiFi pero también de bluetooth, algo fundamental si nos alejamos demasiado del router y perdemos la conexión.

Además, cuenta con una entrada de línea/combijack óptico, una toma Ethernet 10/100 Mbits y un puerto USB-C que amplían los posibles usos para hacer crecer el sistema. Aunque no hay mejor forma de hacerlo crecer que emparejándolo con otro Level. Una experiencia sencilla que se hace a través de la aplicación Home de Google, el mismo proceso que sucede con los Nest Audio.

El cargador de Beosound Level de Bang & Olufsen. Chema Flores Omicrono

La solución de carga es sencilla. Un imán que se coloca en la parte trasera, muy discreto y con elegante cable cubierto de tela y polímero. Sin embargo, lo realmente interesante aquí es la batería. La compañía promete hasta 16 horas de autonomía a un volumen de escucha normal y con un tiempo de carga de 2 horas para tener el 80% o 3 para el 100%. En cualquier caso, cuando el usuario vea que la batería ya no rinde, podrá cambiarla sin problema y estirar así la vida del altavoz.

¿Me lo compro?

El Beosound Level es sólo para los que aspiran a un equipo de altísimas prestaciones y que además buscan un diseño único. Un equipo de lujo, como bien marca tanto su aspecto como su precio, ya que las versiones disponibles de tela y madera cuestan 1.249 y 1.499 euros, respectivamente. 

Beosound Level de Bang & Olufsen Chema Flores Omicrono

Es un equipo orientado a quienes quieren algo especial. A quienes buscan un altavoz que llevar a todos lados de casa pero que a su vez marque el estilo de su hogar y, de paso, se convierta en un objeto que pasará de generación en generación. 

El diseño de Valeur, un veterano de la firma con joyas como la Beovision Harmony, está concebido para que el equipo trascienda, que no sea sólo tecnología. Entre arte y electrónica. Y es justo eso lo que encontrará quien tenga la suerte de comprarse un Level.