Aunque no lo parezca, escoger unas zapatillas implica conocer cierta ciencia ligada a su mundillo. Tracción, amortiguación, transpiración, etcétera. Pero tener una buena suela de zapatillas puede ser la clave para no caernos en superficies resbaladizas. El MIT quiere evitar esto con su nuevo "invento".

Noticias relacionadas

Inspirados en el kirigami, una variación del ya clásico origami, los ingenieros de la institución han diseñado un material que aumenta considerablemente la fricción. Este material, tal y como ellos mismos han mostrado, es ideal para cubrir las suelas de nuestros zapatos, dándoles un agarre mucho más fuerte.

La idea detrás de este proyecto es que el usuario que use dichas suelas pueda generar mucha más fricción en los zapatos para aguantar mucho mejor en superficies extremadamente resbaladizas, como el hielo o terrenos mojados por líquidos.

Suelas antideslizantes

Ejemplo de suela de zapatilla del MIT. MIT Omicrono

El recubrimiento fue testeado en pruebas de laboratorio y estas revelaron que cuando las personas usaban zapatos equipados con este material sobre superficies heladas, generaban mucha más fricción que los zapatos convencionales. Lo mejor es que la adición de este recubrimiento no es demasiado complicada, ya que consiste en una lámina cortada como vemos en la imagen puesta en la suela de forma directa.

Según explica Giovanni Traverso, profesor asistente de mecánica del MIT además de ingeniero, gastroenterólogo en el Hospital Brigham and Women's, y profesor asistente en la Facultad de Medicina de Harvard: "A través de este trabajo, nos propusimos abordar el desafío de prevenir caídas, particularmente en superficies heladas y resbaladizas, y desarrollamos un sistema basado en kirigami que facilita un aumento de la fricción con una superficie específica".

Lo que busca el equipo con este proyecto es ayudar a prevenir caídas peligrosas en superficies heladas así como en otras superficies peligrosas. No solo en el caso de las supercicies; los investigadores recuerdan que los ancianos suelen tener problemas relacionados con la movilidad, y esta solución podría ayudarles a evitar caídas potencialmente mortales.

Kirigami, la inspiración

Ejemplo de kirigami Chinh Le Duc Unsplash

El kirigami es un arte japonés derivado del origami que se basa en realizar arte a partir de papel recortado. En el caso del origami, hablamos de arte con papel doblado, por lo que no debemos confunirlos. Este arte tiene un origen milenario, y los investigadores del MIT lo han usado de inspiración para crear su superficie antideslizante.

Según explica MIT News, recientemente científicos han estado usando esta técnica para desarrollar nuevos materiales como vendajes con mejor adherencia o sensores que se pueden usar para cubrir robots y que así puedan orientarse en el espacio.

Los patrones recuerdan mucho al kirigami. MIT Omicrono

De hecho, los patrones que vemos en la suela recuerdan mucho al Kirigami. Así lo explica Sahab Babaee, autor principal del estudio e investigador del MIT: "La novedad de este tipo de superficie es que tenemos una transición de forma de una superficie plana 2D a una geometría 3D con puntas que sobresalen. Podemos usar esos elementos para controlar la fricción, porque las agujas pueden entrar y salir según el estiramiento que se les aplique.

Sometieron dicha idea a montones de pruebas; probaron multitud de diseños distintos, incluidos patrones de espigas con formas cuadradas, triangulares y curvas. También probaron distintos tamaños, patrones, diseños e incluso midieron la rigidez y el ángulo en el que sobresalen las espinas cuando el material se estira.

Midieron, además, la fricción generada por cada diseño en varias superficies, incluyendo hielo, césped artificial o madera. Luego, para las pruebas con humanos, fijaron revestimientos con estos diseños a zapatillas normales para comprobar finalmente que el diseño que vemos en imágenes aumentó considerablemente la fricción. Concretamente, la cantidad de fricción generada era entre un 20 y un 35% más alta.

El último paso para los investigadores es determinar cual es la mejor forma para incorporar estas superficies a los productos actuales; insertarlos en las suelas o bien diseñarlos como un elemento aparte para cuando el usuario lo necesite en situaciones reales.