Un usuario de la aplicación.

Un usuario de la aplicación. ConectYayos

Omicrono Coronavirus

ConectYayos, la app segoviana que conecta a ancianos aislados con sus familias

En una situación con miles de ancianos aislados por coronavirus, ConecYayos tiende puentes para mantener el contacto con sus seres queridos.

27 marzo, 2020 02:16

Noticias relacionadas

Las residencias de ancianos están siendo uno de los lugares más afectados por la pandemia del coronavirus en todo el mundo. La combinación de la facilidad de contagio y los pacientes de alto riesgo obligan al más estricto de los confinamientos en las habitaciones, de las que salen en contadísimas ocasiones a lo largo del día.

Al desasosiego de permanecer encerrados se une la incomunicación con sus familiares y la lógica preocupación por el estado de salud de ambas partes. A pocos días de alcanzar las dos semanas del estado de alarma y con la prórroga aprobada por el Congreso, algunos familiares están viviendo situaciones límite porque no saben nada de sus mayores desde hace muchos días.

En cambio, existen otras residencias que optan políticas de comunicación mucho más abiertas y utilizan iniciativas como ConectYayos. Un proyecto de tres segovianos que, mediante una sencillísima aplicación, consiguen que familiares y ancianos puedan comunicarse diariamente por videoconferencia.

Así es y así surgió ConectYayos

Aplicación ConectYayos

"Tengo una empresa de eventos y contamos con algunos generadores de ozono. Debido a la situación actual estamos empleando la maquinaria para desinfectar residencias de ancianos y así surgió la idea", ha contado a OMICRONO Néstor Fernández, gerente de la empresa de eventos Trackter.

Los ancianos sufren de muchísimo estrés al estar lejos de sus casas y con escasa comunicación con sus familiares (en el mejor de los casos). Raúl Vidal, informático, conoció las carencias de los residentes por Néstor Fernández y se puso manos a la obra para crear una solución que terminara con este problema.

El resultado es una aplicación disponible para iOS y Android soportada gracias a Eternity, una plataforma de videoconferencias, y a su CEO Javier Arranz. Entre los tres han logrado desarrollar una app con una interfaz apta para que los cuidadores o los mismos residentes sean capaces de usarla.

Aplicación ConectYayos

Aplicación ConectYayos Pablo Martín EFE

"La aplicación es una adaptación de la plataforma Eternity para que pueda ser utilizada de la forma más simple en cualquier tablet o smartphone", nos comentaba Fernández. Basta con poner el nombre y los apellidos del familiar ingresado en la tablet de la residencia para que se cree una sala privada en la aplicación. Por su parte, los familiares que se encuentran en casa deberán hacer exactamente lo mismo con sus dispositivos y accederán a esa sala para comenzar la videoconferencia. El servicio permite hasta 40 dispositivos conectados simultáneos conectados a una sola videollamada.

El encargado de la parte técnica de ConectYayos, Raúl Vidal, nos ha comentado que "para aquellas residencias que quieran centralizar el servicio a través de sus propios ordenadores también contamos con versión web. Solo necesitan tener Chrome, una webcam y un micrófono". Algo que puede ser muy importante porque algunas residencias impiden que entren las tablets del exterior como medida de prevención.

Tablets con la app ConectYayos

Tablets con la app ConectYayos ConectYayos

El proyecto se gestó a principios de la semana del 16 de marzo y ConectYayo no ha parado de recibir peticiones. Este proyecto segoviano ya ha repartido 44 tablets en varias residencias de ancianos de la provincia castellanoleonesa y están en conversaciones con algunas grandes marcas tecnológicas para poder extender el número. "Están sopesando nuestro proyecto en algunas empresas para participar de forma altruista, aunque comprendemos que tienen más solicitudes", recalca Fernández.

"Algunos ayuntamientos, como el de Valverde del Majano (Segovia) han comprado directamente lotes de tablets para la residencia de su pueblo y nos consta que más instituciones municipales han hecho lo mismo". Según las estimaciones de Conect Yayo, solo en la provincia de Segovia, una de las más afectadas por coronavirus, hay más de 800 usuarios de la aplicación en sus tablets. "Cada una de nuestras tablets la están usando unos 20 residentes al día. Aunque lógicamente hay muchísimos usuarios más", afirma Fernández.

La última llamada

ConectYayos ha recibido peticiones de prácticamente todas las comunidades autónomas. "Nos han contactado desde la Región de Murcia, Cataluña, Galicia, Extremadura, la Comunidad de Madrid... La disponibilidad de las tablets es muy limitada, no llegan para todos los interesados". Desde ConectYayos esperan que algunas compañías tecnológicas cedan tablets para las residencias y centros geriátricos. "Esto lo hacemos de forma altruista, no queremos donaciones en forma de dinero. Solo nos interesan tablets para poder repartirlas a las residencias de ancianos".

Nestor Fernández, de ConectYayos entregando una tablet en la Residencia Oteruelo

Nestor Fernández, de ConectYayos entregando una tablet en la Residencia Oteruelo Pablo Martín EFE

El tono se vuelve más grave y amargo al preguntarle sobre la acogida internacional del proyecto. "Hemos salido en la televisión italiana, allí la situación es todavía más dramática que aquí. Tenemos constancia de que están utilizando la app en residencias y hospitales para que los familiares puedan despedirse de sus seres queridos".

Es la parte menos simpática de la aplicación pero quizá una de las más importantes. Con el confinamiento, miles de personas mueren a diario por coronavirus (y otros problemas de salud) solas en una habitación de hospital. A la pérdida del ser querido se le suma la imposibilidad de despedirnos de él. Una situación realmente dramática pues tampoco están permitidos los velatorios ni los entierros acompañados donde dar el 'último adiós'.

Información sobre el coronavirus: