Omicrono

Sonos demanda a Google por robarle tecnología de sus altavoces inteligentes

Sonos demanda a Google por robarle tecnología. No obstante, también acusa a Amazon, aunque no la demanda porque no puede con las 2 empresas a la vez.

Noticias relacionadas

Empezamos el año 2020 con una demanda importante por parte de una empresa tecnológica a otra. La popular firma de sonido Sonos ha demandado a Google por robarle tecnología de sus altavoces inteligentes. Sonos acusa a la gran G de copiar su tecnología patentada de altavoces y por otra parte acusa también a Amazon por el camino.

Pero, ¿por qué demanda a Google y a Amazon no? Según explica la misma Sonos en el The New York Times la empresa no puede demandar a las 2 a la vez, o en su defecto, no pueden "luchar contra dos gigantes tecnológicos en la corte a la vez". Por ello se centra en Google, afirmando que al igual que ha hecho Amazon con sus Echo, ha copiado su tecnología patentada.

Sonos reclama daños financieros a Google y además la prohibición de ventas de ordenadores portátiles, smartphones y altavoces de Google en toda Estados Unidos.

Sonos acusa a Google y Amazon de plagiarles tecnologías patentadas

Tal y como adelanta el The New York Times, Sonos ha presentado 2 demandas que cubren 5 patentes sobre el diseño de sus altavoces inalámbricos. Según Sonos, Google robó esta tecnología deliberadamente después de acceder a ella a través de una asociación en 2013. Esta asociación entre Sonos y Google permitía que los altavoces de la primera firma admitieran soporte para Google Play Music.

Google supuestamente usó esta tecnología para su dispositivo Chromecast Audio y posteriormente la aplicó en su línea de dispositivos Google Home y smartphones Google Pixel. La tecnología de altavoces multisala fue usada en todos estos dispositivos y de ahí que Sonos pida la prohibición de su venta en el país.

Por otra parte, Sonos también acusa a Google de subsidiar sus propios productos para venderlos a un precio más barato y, además, extraer datos de sus compradores. Google fue advertida por esto en varias ocasiones por Sonos, a partir del año 2016. Momento en el cuál Google anunció sus altavoces Google Home Max y Mini.

Ya en febrero de 2019 Sonos acusaba a Google de haber infringido más de 100 patentes y la demanda a la que ha tenido acceso The Verge cita numerosos artículos en los que se señalan las similitudes entre las nuevas funciones y sistemas de productos de Google que Sonos ya había promovido, incluida la sincronización de audio entre grupos de altavoces, el ajuste del volumen del grupo y la configuración de dispositivos en una red inalámbrica local.

Sonos, aunque no demanda a Amazon, sí acusa a la compañía de Jeff Bezos de hacer prácticamente lo mismo, esta vez con su familia de dispositivos Echo. No obstante, tanto Amazon como Google niegan las acusaciones en el The New York Times. Tal y como explica un portavoz de Google a The Verge:

"A lo largo de los años, hemos tenido numerosas conversaciones en curso con Sonos sobre los derechos de propiedad intelectual de ambas compañías y estamos decepcionados de que Sonos haya presentado estas demandas en lugar de continuar las negociaciones de buena fe. Discutimos estas afirmaciones y las defenderemos enérgicamente".

Es más que llamativo dado que Sonos aún sigue teniendo lazos con estas 2 compañías, por lo que todo apunta a que más que una infracción de patentes, Sonos denuncia una actitud anticompetitiva por parte de estas firmas, que ya están en los ojos de los reguladores internacionales. Sonos por su parte ya está intentando depender menos de estas empresas; hace poco Sonos adquirió Snips, una plataforma de voz vía IA para competir con los asistentes de Amazon y Google.

Via | The Verge

Origen | The New York Times