Omicrono

Puntos de carga de coches eléctricos retráctiles para evitar el vandalismo

Los puntos de carga de coches eléctricos siempre están a la intemperie a merced de actos vandálicos. ¿Solución? Que sean retráctiles y se escondan bajo tierra.

Noticias relacionadas

Los coches eléctricos deben ir acompañados de una buena infraestructura. Un buen compendio de puntos de carga que le posibiliten una buena travesía. El problema es que estas infraestructuras están al aire libre, presentando una serie de problemas implícitos de esta situación.

Por ejemplo, estos puntos pueden sufrir el azote de condiciones climáticas adversas (lluvia fuerte, tormentas, etcétra) y por otra parte sufrir actos vandálicos. No todos somos capaces de respetar el mobiliario urbano y no es raro encontrar puntos de carga que han dejado de funcionar por estos actos.

Una interesante solución que propone la empresa Urban Electricc es instalar puntos de carga retráctiles que, mientras no estén en uso, se escondan bajo tierra para que estén protegidos adecuadamente.

Puntos de carga para coches eléctricos retráctiles: si no se usan, se esconden bajo tierra

Urban Electric

Esta solución responde a una masificación cada vez más reciente de los coches eléctricos y en consecuencia los problemas que esto provoca. El sistema funciona de forma muy similar al de los bolardos de tráfico que impiden el paso a ciertas zonas urbanas. El punto de carga UEone se esconde bajo el asfalto mientras no se usa y cuando se requiere de su uso, este sale rápidamente simplemente usando la app en nuestro smartphone.

Urban Electric pone sobre la mesa varias soluciones implícitas de este sistema. Para empezar, cuando estos puntos están ocultos no ocupan espacio en el asfalto lo que ayuda a aprovechar el espacio y además es agradable a nivel visual, ya que se puede instalar una infraestructura completa sin que esta sea visual a nivel visual. Por otra parte, el propio punto de carga es delgado para no dificultar la circulación de los viandantes.

Urban Electric

Es importante aclarar que estos puntos de carga siguen un concepto algo distinto al de los puntos habituales. Está pensado para una carga nocturna lenta de tal forma que los usuarios de estos puntos puedan dejar cargando el coche por la noche. Tienen una escueta potencia de unos 7 kW y cuentan con un sistema inteligente que analiza los horarios en los que la electricidad tiene un menor coste mejorando por el camino la eficiencia.

La instalación de estos puntos no es demasiado complicada ya que el espacio que ocupa bajo el asfalto es reducido. Ya se han instalado los primeros 6 puntos en la zona norte de Oxford, y se espera que esta solución se lleve a otros territorios después de que salgan de una fase preliminar de pruebas.

Origen | Urban Electric