Mac Pro

Mac Pro

Omicrono

El nuevo Mac Pro de Apple se fabricará en Estados Unidos

Noticias relacionadas

Si bien Apple no ha sufrido de pleno la guerra comercial actual entre Estados Unidos y China (a diferencia de Huawei) sí que ha intentado por todos los medios evitar cualquier salpicadura del conflicto. En el ojo del huracán estaba el Mac Pro, dispositivo anunciado ya hace meses, ya que no se sabía si seguiría los pasos de la anterior generación y se fabricaría en Estados Unidos.

Debido a que Apple fabrica principalmente en China, los aranceles impuestos a importaciones de productos chinos afectan directamente a la compañía. Apple solicitó una excedencia arancelaria del 25%, y así ha sido: el ejecutivo de Trump ha aprobado la solicitud de Apple sobre 10 componentes claves como los componentes de alimentación, el procesador o la carcasa. En respuesta Apple ha anunciado que fabricará el Mac Pro en Texas.

Esto implica que el Mac Pro no se verá afectado sobremanera por los aranceles impuestos por Estados Unidos y que Trump ha obtenido lo que quería: conseguir que Apple fabricara productos en el país. Si bien algunos componentes se seguirán exportando desde China el ensamblaje final tendrá lugar en Estados Unidos, según informa Bloomberg.

El Mac Pro de Apple se fabricará en Estados Unidos

Según informa Bloomberg, Apple ha asegurado que con esta decisión el Mac Pro incluye 2,5 veces el valor de las piezas fabricadas en Estados Unidos respecto al modelo anterior. El nuevo Mac Pro incluirá componentes fabricados por más de 12 compañías estadounidenses en estados como Nueva York, Vermont y Arizona para su distribución a clientes estadounidenses.

Apple no ha determinado si esto afectará a los Mac Pro vendidos fuera de Estados Unidos. En un comunicado Tim Cook, CEO de Apple agradeció a la administración de Trump "su apoyo que permite esta oportunidad". Este movimiento es llamativo debido a que Trump ya señaló previamente que la solicitud de excención de aranceles había sido rechazada y en un tweet del 26 de junio el presidente lo afirmaba tajantemente:

"A Apple no se le otorgará exención de aranceles, o un suspiro, para las piezas de Mac Pro que se fabriquen en China". ¡Fabricadlos en Estados Unidos, sin aranceles!" Sin embargo, el presidente luego dijo a los periodistas que solucionarían el asunto.

También ha hablado el gobernador de Texas, Greg Abbott. Ha asegurado que la "economía de su estado está prosperando a medida que los sectores de tecnología y manufactura continúan expandiéndose. Estoy agradecido por el compromiso de Apple de crear empleos en Texas".

Estos parecen ser los frutos de continuas reuniones de Tim Cook con funcionarios del gobierno de Trump, en las que el CEO pedía que se rebajara el impacto de la guerra comercial sobre su compañía. Los primeros reportes apuntaban a que el Mac Pro se mudaba a China para escapar de una lista de aranceles cada vez más amplia. Cosa que, al final, no ha sido así.

Sin embargo hay que aclarar, como hemos dicho, que la excención de aranceles se produce sobre 10 componentes clave, pero aún quedan 5 solicitudes pendientes. Apple aún no se ha librado completamente de los aranceles, ya que productos como los iMac, Apple Watch o AirPods se vieron afectados por los aranceles del 15%. Los aranceles que afectan a los iPhone e iPad empezarán a aplicarse en diciembre.

Apple no ha especificado una línea de tiempo para su lanzamiento. Este nuevo Mac Pro llegará en otoño y su precio será de unos 6.000 dólares, por lo que tendremos que esperar para ver cómo se las gasta este nuevo ordenador de Apple.