Toshiba N300 y X300

Toshiba N300 y X300 Toshiba

Omicrono

Llegan los discos duros de 16 TB, Toshiba presenta los suyos

Noticias relacionadas

¿Cuánto espacio realmente necesitas en tu disco duro? Si la respuesta es "más de lo que puedo conseguir", tenemos buenas noticias. Y es que, después de una época en la que parecía que los fabricantes se habían topado con un "muro", ya estamos viendo cada vez más modelos que superan los 10 TB.

Ese es el único as en la manga que les queda a los discos duros tradicionales, el espacio. Los HDD están siendo sustituidos por SSD, ahora que estos son cada vez más baratos y ofrecen más espacio de almacenamiento; un disco duro simplemente no puede competir con la velocidad de un SSD.

Pero eso no significa que la era de los HDD haya terminado; aún siguen siendo útiles cuando queremos almacenar una gran cantidad de archivos. En este sentido, la popularización del helio en los discos duros ha tenido mucho éxito.

Los discos duros de mayor almacenamiento

El helio es un gas mucho más ligero que el aire que nos rodea. Eso es ideal para los discos duros, que consisten en varios platos (o discos) colocados uno encima del otro, con un espacio muy reducido entre ellos. Conforme los discos giran, provocan turbulencias en el aire y lo calientan, hasta el punto de que puede inutilizar todo el dispositivo.

Al rellenar el interior del disco duro con helio y sellarlo, los discos pueden girar a más velocidad y el espacio entre ellos puede ser incluso menor. Era una tecnología que se usaba sólo en servidores, pero que se está expandiendo a más productos.

Los nuevos discos duros de Toshiba son un ejemplo de esto. Los N300 y X300 son nuevos discos duros de hasta 16 TB de capacidad, un importante salto respecto a la generación anterior, que sólo alcanzaba los 14 TB.

Toshiba ha conseguido esto metiendo nada menos que nueve platos en el interior de estos dispositivos, sin aumentar su tamaño físico: siguen siendo de 3,5 pulgadas, el tamaño típico de un HDD. Esto lo ha conseguido gracias al helio, por supuesto, que está sellado con la carcasa.

Otra mejora la encontramos en el buffer, que ahora pasa a ser de 512 MB, por lo que el rendimiento debería mejorar respecto a la generación anterior, que usaba 256 MB.

Aunque parezcan idénticos, el N300 y el X300 están diseñados para diferentes tareas. El X300 está más pensado para ordenadores y estaciones de trabajo, y se centra en ofrecer un mejor rendimiento gracias a su velocidad de 7200 rpm y la tecnología de caché de Toshiba.

Por su parte, el N300 es ideal para el trabajo constante, ya sea en un NAS o en un servidor; si necesitas un disco duro en el que vas a guardar y obtener archivos sin parar, este es el que quieres, al soportar una capacidad de carga de 180 TB/año. Además, su garantía es de tres años, mientras que la del X300 es de dos.

Los Toshiba X300 y N300 estarán disponibles en el último trimestre del año, a un precio por determinar.