Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid

Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid Porsche

Omicrono

El nuevo Porsche Cayenne más potente es un híbrido enchufable

Noticias relacionadas

Porsche ha presentado sus nuevos Porsche Cayenne híbridos enchufables, y ha aprovechado para que sean los más potentes jamás lanzados hasta ahora. ¿Quién dijo que los híbridos eran aburridos?

Es verdad que, cuando un fabricante decide lanzar un híbrido, lo hace por ciertas razones: para mejorar las cifras de consumo, y para conseguir la etiqueta ECO. Son coches dirigidos a los más concienciados por los gastos de combustible, o simplemente para los que quieren entrar en el centro de su ciudad. Poco más.

Porsche pretende cambiar eso con el lanzamiento de los Cayenne Turbo S E-Hybrid y Cayenne Turbo S E-Hybrid Coupé, dos modelos idénticos exceptuando por la forma de la parte trasera, que reciben el nuevo sistema híbrido de Porsche que ya ha usado en otros modelos como el Panamera.

El nuevo Porsche Cayenne híbrido echa el resto

Este sistema híbrido alcanza los 680 caballos de potencia, convirtiendo al Turbo S E-Hybrid en el Cayenne más potente de la historia del fabricante. La verdad es que buena parte de culpa la tiene el motor de combustión, un V8 4.0 biturbo de 550 caballos, que además le dará ese sonido particular.

Porsche Cayenne E-Hybrid

Porsche Cayenne E-Hybrid Porsche

Lo interesante es que ese motor no trabaja solo, sino en conjunción con un motor eléctrico de 136 caballos de potencia; con la caja de cambios Tiptronic S de ocho velocidades eso se traduce en un total de 680 caballos de potencia combinada. No solo eso, sino que todo el mundo sabe que los motores eléctricos destacan en el par motor, y es gracias a esto que los nuevos Cayenne generan 900 Nm de par motor.

El resultado es un rendimiento espectacular, pese a que se trate de un SUV, grande y pesado. El 0-100 km/h lo hace en nada menos que 3,8 segundos, por ejemplo, y es capaz de alcanzar los 295 km/h. Los frenos cerámicos, el sistema de estabilización y la suspensión de aire vienen por defecto debido a este rendimiento superior.

Lo interesante es que, pese a todo esto, sigue siendo un híbrido, y puede circular hasta 40 kilómetros sólo con las baterías, y por lo tanto, sin emisiones. Gracias a esto, consigue unos consumos homologados de entre 3,9 y 3,7 litros a los 100 km. El motor eléctrico es algo más que un adorno, ya que por si solo es capaz de acelerar el coche hasta los 135 km/h. La batería tiene una capacidad de 14,1 kWh, y puede recargarse con un cargador AC de 7,2 kW en algo menos de dos horas y media.

El Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid y Turbo S E-Hybrid Coupé demuestran que los híbridos también sirven para presumir. Aún no hay precios, pero ya están llegando a los concesionarios.