scania nxt 1

scania nxt 1

Omicrono

Lo nuevo de Scania puede pasar de camión a autobús y a basurero dependiendo de la hora que sea

Scania ha presentado el NXT, un camión que se convierte en autobús y viceversa, dependiendo de las necesidades de la ciudad en cada momento.

Noticias relacionadas

Los vehículos eléctricos suponen una gran oportunidad para que la movilidad y el transporte urbano evolucionen con la eficiencia en mente. Conceptos que ya existen como el “car-sharing” mejorarán con la llegada de coches especialmente diseñados para ello, por ejemplo. El transporte masivo, tanto de personas como de mercancía, también cambiará, dependiendo de las necesidades en cada momento.

Esa es la idea detrás del nuevo concepto presentado por Scania, el NXT. A simple vista parece un autobús futurista, un prototipo más entre los muchos que se están diseñando pensando para el futuro. La diferencia es que el NXT no solo es un autobús; también puede ser un camión de transporte o uno de reciclaje, dependiendo de la demanda y el momento del día que sea.

El camión que se convierte en autobús y viceversa

El NXT es un vehículo modular, y por lo tanto es posible intercambiar sus partes como sea necesario. Scania ha ideado tres módulos diferentes, y la idea es cambiarlos dependiendo de la hora del día. Por ejemplo, a primer hora de la mañana y en las horas punta, la ciudad necesita más autobuses, así que el NXT puede empezar la jornada laboral como tal.

Södertälje, SwedenPhoto: Kjell Olausson 2019

Södertälje, SwedenPhoto: Kjell Olausson 2019

Pero el resto del día no hacen falta tantos autobuses, así que con un viaje a la central, el NXT se puede convertir en un camión de transporte y empezar a repartir pedidos. Por último, en la hora de recogida de basuras es posible instalar otro módulo con todo lo necesario para cumplir con las funciones de un camión basurero.

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 100

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 100

Los ingenieros de Scania afirman que una ciudad fluye y cambia constantemente las 24 horas del día. Por lo tanto, alegan que la mejor opción para cubrir todas las necesidades es que los vehículos puedan cambiar; de esa forma, no hace falta comprar tantos autobuses, ni tantos camiones para cumplir las mismas tareas. Si se organiza de manera inteligente, el sistema de transportes podría añadir y quitar autobuses según la cantidad de viajeros, por ejemplo.

Un vehículo cambiante para una ciudad cambiante

La plataforma del NXT se basa en unos módulos frontales y traseros con motores eléctricos y baterías, a los que se les conectan los módulos. Como los dos módulos principales no están conectados directamente, es posible hacer que el módulo principal tenga la longitud o la forma que queramos; por ejemplo, el módulo de carga es más largo. Esa es una importante diferencia respecto a otros vehículos modulares.

Por el momento, el NXT es sólo un concepto, pero Scania cree que para el 2030 podríamos empezar a ver este tipo de vehículos en las calles.