bigdata

bigdata

Omicrono

Así ayuda el Big Data a mejorar nuestro hábitat

Noticias relacionadas

 

Seguro que estás harto de oír el término Big Data por todos los lados, pero, ¿realmente sabes para qué sirve? ¿Qué aplicaciones prácticas tiene en nuestra vida? Como dice el refrán, “el saber no ocupa lugar”, así que vamos a arrojar un poco de luz sobre este tema tan sonado y, a su vez, tan poco explicado.

Luchar contra la contaminación

CycleSMARTcity combina sensores instalados en vehículos en movimiento y el Big Data para medir la calidad del aire de las ciudades. Los datos obtenidos sirven para luchar de un modo mucho más eficaz contra la contaminación en las grandes urbes y en determinados puntos concretos.

Salvar a animales a punto de extinguirse

Aunque pueda resultar curioso, el Big Data también puede servir para proteger a la fauna de la Tierra. En este sentido, en la India lleva años utilizándose un sistema que usa el Big Data para predecir las localizaciones en las que es más probable que se produzca una caza furtiva de tigres.

La técnica de la que os hablamos permite a las autoridades saber con antelación aquellas zonas que deberían protegerse por riesgo inminente. Sin duda, una aplicación muy útil para defender a los tigres que tanto sufren en la India. 

Mejorar resultados deportivos

El Big Data ya se usa en multitud de disciplinas deportivas para intentar mejorar sus resultados en las competiciones. Respecto a la Fórmula 1, el equipo Williams Martini emplea un sistema creado por Avanade que utiliza información biométrica para tratar de reducir sus tiempos en la parada de boxes.

En la NBA también existen este tipo de prácticas. El Portland recopila toda la información posible sobre lo sucedido en la cancha para facilitar la toma de decisiones de los jugadores. Así, éstos sabrán a quién deben pasar o con quién deben asociarse en cada tipo de jugada.

Evitar los atascos

El tráfico puede ser uno de los grandes beneficiados por las posibilidades que ofrece el Big Data. Como ejemplo, hace un par de años investigadores de la Universidad de Granada desarrollaron PETRA, Predicción del Estado del Tráfico mediante un sistema de monitorización de bajo coste.

Este sistema predice cuándo va a haber un atasco utilizando datos de la DGT, de Google Traffic e información de dispositivos móviles ubicados en zonas urbanas e interurbanas.

Saber cuándo un empleado quiere marcharse

Una compañía llamada Workday ofrece un peculiar servicio basado en el Big Data de gran utilidad para el sector de los recursos humanos. El sistema de Workday almacena datos sobre los empleados relativos a su contratación, aumentos de sueldo, rendimiento, etcétera.

Después, compara dicha información con las tendencias existentes en la industria y en una región determinada. Así, es capaz de determinar si un empleado puede estar desmotivado o está pensando en cambiar de empresa. 

Evitar que las caídas de árboles terminen en tragedia

Nueva York tiene una cantidad inmensa de árboles, árboles que hay que podar y mantener en buen estado para evitar tragedias. En España ya sabemos los problemas que puede causar un árbol al caerse, desde entorpecer la circulación hasta causar muertes.

En la ciudad norteamericana no quieren que pase eso, razón por la que utilizan el Big Data para priorizar el mantenimiento de los árboles en peores condiciones. Para ello cuentan con la ayuda de DataKind, una organización sin fines de lucro.

Ayudar en crisis humanitarias

Los usos del Big Data de los que hemos hablado hasta ahora son útiles, pero, hay momentos en los que la tecnología puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. De eso sabe mucho Sébastien Deletaille, que hace unos años usó los datos de los smartphones para ayudar a las agencias internacionales durante la crisis del Ébola.

Éste cruzó los datos de los afectados por la enfermedad en Sierra Leona con los desplazamientos realizados por la población. Todo ello mediante sus llamadas telefónicas para poder establecer patrones de población huyendo de la enfermedad. Este uso del Big Data permitió a la ayuda internacional predecir los lugares donde podrían surgir nuevos brotes.

Esperamos que todos los casos prácticos que hemos expuesto te sirvan para conocer más a fondo los beneficios que puede aportar el Big Data a la sociedad. Una herramienta que puede que aún suene a chino a muchos, pero que, como habrás comprobado, tiene un potencial increíble.