twitter difamar 1

twitter difamar 1

Omicrono

Tuitear una condena durante 30 días es la nueva sentencia pionera contra la difamación en Twitter

El empresario Luis Pineda ha recibido una sentencia pionera en Internet: tuitear la condena durante 30 días seguidos.

Noticias relacionadas

El empresario Luis Pineda se encuentra ahora con una tarea algo molesta: tuitear la condena que ha recibido.

Todo empezó cuando Luis Pineda publicó en su cuenta de Twitter, @LuisPineda_, varios mensajes con difamaciones e insultos contra el miembro de FACUA, Rubén Sánchez, en los que le acusaba sin pruebas de cobrar fondos ilegales entre otras cosas.

Este tipo de riñas son habituales en Twitter, y más cuando enfrentan dos personas y puntos de vista tan diferentes. Pero en este caso Rubén Sánchez y FACUA sintieron que Pineda se había pasado de la raya.

Tuitear la condena es un nuevo tipo de castigo en la era de las redes sociales

Ahora la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Sevilla les ha dado la razón al ratificar la condena que había impuesto el Juzgado de Primera Instancia número 22 de Sevilla. Como resultado de esta sentencia, Pineda tendrá que pagar 4.000 € a Rubén Sánchez, pero esa no es la parte de la sentencia que más le dolerá (esa cifra no debería ser un problema para el propietario de la entidad legal Ausbanc).

luis pineda

luis pineda

La parte de la sentencia que realmente llama la atención es la relacionada con Twitter, al ser el medio inicialmente usado para publicar las difamaciones. Para empezar, Pineda tendrá que borrar los 57 tuits por los que ha sido condenado; además, durante treinta días seguidos tendrá que publicar en su cuenta de Twitter la sentencia que ha recibido. Se tiene en cuenta que el texto es demasiado largo para los 140 caracteres, pero eso no será una excusa ya que tendrá que usar una herramienta que le permita superar esa cantidad de caracteres.

Parece claro que la Audiencia quiere que todo el mundo que hubiese podido leer las difamaciones, también lea la sentencia. Por eso la publicación de los tuits diarios no podrá producirse en horarios de baja audiencia como la madrugada. Desde luego será más efectivo que simplemente publicar una disculpa a las tantas de la noche, pero al mismo tiempo nadie duda que Pineda intentará automatizar este proceso para no gastar tiempo en él. Como si en el colegio permitiesen usar el ordenador para escribir una disculpa 100 veces, vamos.