angrybirds

angrybirds

Omicrono

Rovio en crisis, pierde al jefe de la rama de juegos

El mercado de los juegos para móvil puede que no esté listo para esto: Rovio en crisis. Ahora es otro ejecutivo el que ha salido de la compañía.

Noticias relacionadas

Hubo un tiempo en el que Angry Birds representaba a una nueva generación de videojuegos, mas exitosa gracias a las nuevas plataformas móviles. Hoy las cosas son muy diferentes, con Rovio en crisis.

Rovio, la creadora de Angry Birds, está en estos momentos en una situación que sólo puede calificarse como de “delicada”; hace poco menos de un mes tuvo que anunciar que despedía al 14% de su plantilla, 110 empleados, y que cerraba un estudio de desarrollo. Eso después de dos años en caída libre después del gran éxito inicial. Pese a todos los juegos relacionados con Angry Birds y a la gran cantidad de merchandising producido, los datos no eran buenos.

¿Qué dice una Rovio en crisis del mercado actual?

El año pasado se descubrió que Rovio había ganado en 2013 un 50% menos que en 2012, e inmediatamente empezaron las discusiones para despedir a una parte importante de sus empleados. Hoy se ha sabido que estos no son los únicos que han abandonado la compañía: Jami Laes, vicepresidente ejecutivo de la rama de videojuegos de Rovio también ha acabado fuera, anunciando de paso el lanzamiento de una nueva startup.

jami-laes-of-rovio

jami-laes-of-rovio

Laes comparte destino con el antiguo CEO de Rovio, Mikael Hed, que fue sustituido por Pekka Rantala, que estuvo casi década y media en Nokia.

En la actualidad Rovio tiene varios proyectos importantes anunciados, entre ellos una película y edición de libros, pero no queda claro cuál será su futuro si las cifras siguen sin encajar. ¿Es incapaz el sector móvil de mantener con vida a las nuevas startups que se forman con modas pasajeras?

angry-brids-star-wars

angry-brids-star-wars

Los juegos casuales para móvil siguen viento en popa, pero cuando pioneros del mercado como Rovio tienen problemas para sobrevivir tal vez deberíamos replantearnos si está en una situación tan sana como parece. O puede que sea una lección de que el crecimiento demasiado rápido puede tener consecuencias funestas si no se sabe gestionar.