liberar-telefono-01

liberar-telefono-01

Omicrono

Vender móviles no liberados es ilegal, según el Instituto Nacional de Consumo

Cuando uno firma un contrato con una compañía telefónica y compra un móvil asociado, ya sea por 0€, 10€ o 349€, está haciéndose con un dispositivo limitado. Limitado porque sólo puede usarlo con ese operador debido a que ha sido bloqueado por ellos. Estamos, por lo tanto, comprando algo incompleto, sin poder acceder a todas sus funcionalidades.

¿De quién es este teléfono? Según las compañías era nuestro hasta que acababa el contrato, punto en el cuál también ponen dificultades para darnos los códigos de liberación, pero según un nuevo informe emitido por el Instituto Nacional de Consumo y respaldado por FACUA-Consumidores en Acción, una ONG en defensa de los derechos de los consumidores, las cosas son muy diferentes a como nos las han pintado durante tantos años.

Todo comenzó con una denuncia de FACUA que acusaba a Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo de llevar a cabo una práctica abusiva y sancionable vendiendo terminales no liberados a sus clientes. Tras ella el INC y las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas han emitido un informe en el que informan de que vender teléfonos móviles no liberados por parte de las operadoras es una práctica ilegal y sancionable, por lo que habrá que tomar medidas al respecto.

La solución al problema pasa por que las compañías entreguen los teléfonos liberados en el momento de la adquisición. Pero no sólo eso, también deberán liberarlos de forma gratuita y sin tener que esperar a que el cliente termine su contrato, dando para ello los códigos necesarios.

Entregar móviles no liberados es una práctica que restringe las posibilidades del uso normal del teléfono comprado, lo cual vulnera la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en la cual se basan las conclusiones del informe.

¿Qué viene ahora?

Por ahora FACUA enviará el informe a todas las compañías a las que denunció originalmente para informar sobre las conclusiones de este y la necesidad de entregar teléfonos librados o códigos para liberarlos. También se informará a las autoridades sobre estas prácticas para que se actúe conforme a ello.

Ya podemos empezar a reclamar nuestros códigos para liberar los teléfonos móviles que nos pertenecen, y recordad que no es necesario que se haya cumplido la permanencia. Por supuesto ahora será más difícil conseguirlo, pero conforme esta medida evolucione, si lo hace satisfactoriamente, veremos que es más sencillo.

Desde luego algo que se puede convertir en un cambio histórico.

Puedes leer el informe completo en PDF aquí.

Fuente | FACUA