La diseñadora de moda Ester Cerdán.

La diseñadora de moda Ester Cerdán.

Moda y Belleza Los 10 favoritos de...

La diseñadora de moda, Ester Cerdán: “La Covid-19 ha marcado el final de la era 'fast fashion'”

La diseñadora y alma mater del taller Laura Bernal, asegura que la compañía ha salido reforzada tras la pandemia, gracias a la sostenibilidad y a la trazabilidad que ya venían aplicando a todas sus prendas.

10 febrero, 2022 02:55

Noticias relacionadas

Desde Murcia, donde tiene fábrica, showroom y atelier, Ester Cerdán, controla toda la producción de su marca. Desde el diseño y el corte, hasta la confección, el control de calidad, el embalaje y la distribución. La diseñadora y empresaria habla con MagasIN sobre la complejidad del sector de la moda y nos desvela cuáles son sus 10 diseños favoritos.

¿Qué es la moda para usted?

La moda es un camino hacia la libertad, hacia la expresión única y personal. De hecho, nuestro claim es “volar alto” y es esto. La moda es una forma de empoderamiento real, lucir un buen vestido que sienta bien y que realza, confiere sensación de seguridad, autoestima, energía y subidón. Una fortaleza para volar alto, manteniendo los pies en la tierra. Aporta independencia, libertad y automotivación. Un estilismo es capaz de realzar tus mejores virtudes y disimular tus pequeños defectos, y da esa sensación de que puedo con todo y voy a comerme el mundo.

¿Cómo comenzó en el mundo de la moda?

Me he criado entre retales. Mis padres se han dedicado al mundo de la costura durante toda su vida. Mi padre desarrollaba colecciones de tejidos para la alta costura española y europea y la comercializaba a los grandes modistos de la época como Victorio & Lucchino, Francis Montesinos, Pedro Rodríguez… Y mi madre era diseñadora y patronista. Recuerdo mi infancia en el taller de mis padres o viajando buscando sedas.

¿Qué estudios cursó?

He sido intelectualmente muy inquieta, y aunque me apasionaba el mundo de la moda, decidí estudiar Dirección y Administración de Empresas y Derecho. Me parecía que la moda y el diseño estaban desconectados de la empresa y la industria en España. Así que pensé que tener ese punto de vista también me ayudaría a entender el mundo de diseño de otra forma.

Creo que los diseños se hacen para que las mujeres los lleven, no para que estén en una pasarela. Nosotros hacemos ediciones limitadas de todas las piezas, pero no son colecciones para una feria. Lo que me da satisfacción es pasear por la calle Serrano de Madrid y que las mujeres reales lleven mi ropa…

Y entonces, puso en marcha el taller...

Tras 4 años trabajando en una multinacional, no pude contenerme más, y a mi marido que entonces se dedicaba a la política, le dije: ¡vamos a fundar una empresa de moda porque yo necesito realmente manifestar mi arte de alguna forma! En 2011, dejamos nuestras carreras, seguimos nuestros sueños, y fundamos la empresa.

La compañía se llama Laura Bernal, porque Bernal es el apellido de mi marido, y Laura era el nombre que nos gustaba para la hija que tuviéramos en el futuro. Su origen latino significa victoria, y queríamos reivindicar como la mujer del siglo XXI, lejos de ser frágil, es fuerte, independiente, luchadora, valiente y heroína.

Además, es un nombre internacional. Cuando surgimos, España atravesaba una gran crisis económica, y desde el principio tuvimos esa vocación de expansión hacía el exterior.

¿Es difícil ser mujer en el sector de la moda?

Es un mundo muy complicado, y más hoy en día, cuando el mundo es global y existe una competencia mundial. El sector de la moda es muy rápido, global y competitivo, pero no puedo decir que haya sentido una mayor dificultad por ser mujer.

Y para conciliar...

Es verdad, que a día de hoy la mujer tiene un techo de cristal, pero creo que no afecta al sector de la moda, sino que es en todos. Cuando llega el momento de querer conciliar porque eres madre, a día de hoy en España, es prácticamente imposible.

Yo tengo una empresa en la que el 90% de las plantillas son mujeres y lo valoro enormemente. Tengo un carácter emprendedor, de liderazgo muy fuerte y quizás aunque haya habido factores adversos en el camino, yo no los he afrontado con miedo. Ante la adversidad ataco con más fuerza para resurgir como el ave fenix sacando el coraje del emprendedor.

¿En qué medida ha influido la pandemia en su negocio?

Por supuesto, el 13 de marzo del 2020 lo recordaremos porque lloramos. Nosotros en ese momento, teníamos que enviar toda la producción de verano a las tiendas, a las boutiques de moda, con todos los eventos preparados (bodas, bautizos y comuniones…) Toda la producción se quedó sin salir, y todos a casa…

¿Le ha cambiado en algo?

Gracias a que tenemos un producto diferencial y con el que aportamos valor en diseño y calidad, en cuanto la cosa se reactivó, el cliente respondió bien. Si que fue un año duro, pero de las grandes crisis uno se reinventa, y también te hace ser consciente de la situación desastrosa de la que veníamos, viviendo con todo ese consumo masivo de low cost chino, en el que todo vale.

Sostenibilidad desde el inicio….

Esta pandemia sí que ha significado el final de la era del fast fashion a toda costa. Quizás nosotros hemos salido reforzados, ya que somos una empresa que siempre hemos apostado por la sostenibilidad y la trazabilidad de nuestras prendas, porque son ediciones limitadas. Todo lo diseñamos, confeccionamos, fabricamos y distribuimos en España, todo está bajo nuestra cadena de control de producción. Trabajamos en proximidad, y la huella de carbono es prácticamente inexistente, porque no hay logística de por medio, que es muy contaminante. Somos sostenibles tanto por los materiales, como por lo que se fabrica, ya que sólo se fabrica lo que se vende.

Para mi la sostenibilidad es la fabricación bajo pedido, la proximidad, y con materiales sostenibles, y también la fabricación responsable que se preocupa por las personas. Obviamente, yo cuido a mis empleados, genero riqueza y empleo en España. Todo lo demás, que pone en las etiquetas hay que ponerlo en juicio...

¿En qué se diferencian sus diseños?

Cada vez que concibo un diseño, lo único que pienso es que la mujer que se lo ponga vaya lo más favorecida posible, resaltando su fisonomía. De hecho, nuestros diseños están realizados para diferentes siluetas de mujer: A, B o C, según sus formas. Pensamos en todos los tipos de mujeres reales a la hora de crear la colección, y sobre todo, lo que hacemos es adaptar las tendencias. Porque no todas las tendencias son para todas las mujeres. Cogemos la inspiración para adaptarla a la mujer real, y potenciar su mejor versión.

Los colores también son muy significativos de la marca, porque creamos en muchas ocasiones, tonos exclusivos, que no existen, hasta que conseguimos el toque de luminosidad que nos gusta… Siempre intentamos aportar un poco de luz, aunque sean colores de invierno.

Tenemos un producto de calidad, cosido al método tradicional, pero a un precio muy asequible.

En cuanto a la expansión internacional...

En lo que más nos ha perjudicado el Covid-19 ha sido en las exportaciones. Ha sido muy complicado, porque las ferias sectoriales internacionales dejaron de celebrarse y se han reactivado el pasado mes de septiembre. Han sido casi 2 años de parón.

Cuando no está diseñando, a qué dedica el tiempo libre…

El mundo del diseño cuando te dedicas a ello con pasión, es una forma de vida. Así que si voy a un museo, una exposición o un viaje… lo aplico a mi trabajo, no desconecto... Todo lo hilo con la moda. Tengo muchos hobbies, y dos hijas preciosas que son lo mejor del mundo. Me gusta disfrutar del poco tiempo libre que tengo con amigos organizando experiencias y viajes, y sobre todo, vivir la vida, que sólo tenemos una...