Algunas de las ilustres socias del Ateneo que ya están o van a entrar en la Galería de Retratos del Ateneo.

Algunas de las ilustres socias del Ateneo que ya están o van a entrar en la Galería de Retratos del Ateneo. Marina Bachiller

Actualidad

Las mujeres ocupan su espacio en el Ateneo de Madrid: la última en llegar, Almudena Grandes

El Ateneo continúa su campaña para introducir más cuadros de mujeres en su galería de retratos. Ya son cuatro ilustres ateneístas las que ocupan su espacio. 

3 diciembre, 2022 03:47

Este lunes, el Ateneo de Madrid se vistió de gala para homenajear a una de sus socias más ilustres de los últimos tiempos: Almudena Grandes. La autora de grandes éxitos como La madre de Frankestein (2020) o Modelos de mujer (1996) falleció en 2021 y, ahora, se ha convertido en una de las pocas mujeres en formar parte de la Galería de Retratos del Ateneo.

[Pepita Marín, la mujer que ha puesto de moda hacer punto en medio mundo: "Es el yoga del siglo XXI"]

Durante un sentido acto, al que acudieron altos representantes del Partido Socialista (incluido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez), e intelectuales como el poeta Luis García Montero, la cantante Ana Belén o el cineasta Pedro Almodóvar; se destapó el retrato de la escritora, pintado por Juan Vida. Así, Almudena Grandes se ha convertido en la cuarta mujer de esa impresionante galería en la que hay más de 190 cuadros. 

Desde hace un año, el Ateneo de Madrid busca hacer justicia a las mujeres que han formado parte de la institución y reivindicarlas como se merecen. A través de la campaña 'Las mujeres en su sitio', está trabajando para incorporar a 15 ilustres socias en la Galería de Retratos y visibilizar las grandes aportaciones que hicieron al Ateneo. 

Retrato de Almudena Grandes.

Retrato de Almudena Grandes.

"El proyecto surgió hace como tres años. Vimos que en esta fabulosa Galería de Retratos que solo había una mujer, Emilia Pardo Bazán. Era muy sorprendente ver que de 187 retratos, solamente hubiese una mujer. Nos preguntamos por qué y vimos que no había ningún motivo, era simplemente porque no había que nadie había pensado que las mujeres podían estar también en esa galería", cuenta Luis Arroyo, presidente del Ateneo.

Más que sorprendente, casi se podría decir que se trataba de una situación inexplicable, y es que, como afirma el propio Arroyo, durante sus 200 años de historia, el Ateneo ha sido un espacio en el que las mujeres han tenido libertad e igualdad para desarrollar sus intereses intelectuales. 

Entramos en la antigua biblioteca, que aún conserva escritorios originales y un aspecto que te traslada a otro siglo, y casi podemos ver a Clara Campoamor caminando para preparar sus discursos, o a Elena Fortún rebuscando entre los libros. "Aquí Carmen Laforet escribió Nada -su ópera prima publicada en 1944-. Lo hizo entre el Ateneo de Madrid y el de Barcelona", afirma Luis Arroyo.

[Emilia Pardo Bazán ya no está sola: Carmen Laforet será la segunda mujer con retrato en el Ateneo]

Fotografía de Carmen Laforet.

Fotografía de Carmen Laforet.

El año pasado, Carmen Laforet se convirtió en la segunda en entrar en la Galería de Retratos, en conmemoración del centenario de su nacimiento. "Laforet fue una mujer que inauguró, en plena posguerra, una nueva forma de contar el mundo a través de la palabra y de una nueva mirada", reconoció el Ateneo en el acto celebrado por la escritora.

15 mujeres

Luis Arroyo explica que, al darse cuenta de la injusticia hacia estas ilustres mujeres, decidieron crear una lista de 15 ateneístas destacadas para poner sus retratos. Poco a poco irán incluyéndolos y, hasta no completar esta primera lista, no entrará a la Galería ningún retrato de un hombre. "Incluso cuando estén todas ellas, no dejarán de ser el 5%, todavía será muy ridículo. Hay que conseguir de aquí a 20 años que sean la mitad", asegura el presidente del Ateneo.

Además de Carmen Laforet y Almudena Grandes, en esa lista estaba Clara Campoamor, cuyo lienzo se instaló hace unos meses y que, para Arroyo, era una cuestión de justicia. "Clara Campoamor tenía que estar, me parecía indiscutible con todo lo que ha supuesto para el movimiento feminista. Es que, en fin, es Clara Campoamor", comenta tajantemente.

Clara Campoamor.

Clara Campoamor.

"Entró en el Ateneo con veintitantos años y esta era su casa, era superactiva. Fue secretaria del Ateneo, estuvo en la Junta de Gobierno y era inaudito que no estuviera. Me hizo mucha ilusión el día que se puso a la luz. Fue muy emocionante".

Las próximas que ocuparán sus espacios serán Carmen de Burgos -conocida como Colombine-, la primera mujer periodista contratada en una redacción, una importante escritora feminista y defensora del divorcio en España; y la escritora Elena Fortún.

Después llegarán poco a poco el resto de mujeres: Rosa Chacel, escritora de la Generación del 27; Blanca de los Ríos y Nostench, escritora y crítica literaria perteneciente a la generación del 98; Victoria Kent, la segunda mujer española en colegiarse para ejercer como abogada y protagonista del debate sobre el derecho al voto de la mujer, junto a Clara Campoamor; Margarita Nelken; escritora, crítica de arte y política feminista española que fue diputada por el PSOE en la Segunda República; o Hildegart Rodríguez, una política española conocida por su trabajo en la Liga Mundial para la Reforma Sexual.

[90 años de voto femenino: por qué Victoria Kent era tan feminista como Clara Campoamor]

También estarán la escritora que triunfó en Broadway con un pseudónimo masculino, María Lejárraga; Carmen Llorca, historiadora, política y, hasta la fecha, la única mujer presidenta del Ateneo de Madrid; Madame Anselma, primera artista femenina en ser admitida en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid; Ana Mariscal, actriz, directora y productora de cine; Carmen Martín Gaite, escritora y ganadora del Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1988; y María Zambrano, filósofa y ensayista.

El orden de colocación, añade Arroyo, dependerá principalmente de los fondos con los que cuente el Ateneo para financiar los cuadros. "Por ejemplo, el Partido Socialista quiso pagarnos el de Almudena Grandes. En el caso de Elena Fortún, la Asociación del Barrio de las Letras ha iniciado una campaña para recaudar el dinero, ya que ella era vecina del barrio y era muy activa".

En el caso de Carmen de Burgos, Arroyo comenta que lo pagará el Ateneo gracias a una subvención la Secretaría de Estado de Memoria Democrática. Mientras que el de Victoria Kent a lo mejor lo financia el Ayuntamiento de Málaga.

"Cada una tiene su historia y vamos a ver cómo vamos sacando el dinero para que todas pueden estar", añade Arroyo. Y, como recuerda, lo importante es que "vamos cumpliendo" con estas mujeres que marcaron la historia, no solo del Ateneo, sino de España.