Las redes sociales han vuelto a ser escenario de un enardecido debate en torno al lenguaje inclusivo, en el que la Real Academia Española (RAE) se ha aferrado a su dictamen de no considerar la utilización de la letra "e", por ejemplo, para los términos colectivos cuando se habla de hombres y mujeres. 

Noticias relacionadas

La RAE tiene en Twitter un perfil en el que responde a consultas gramaticales y léxicas incluyendo el hashtag #dudaRAE. Una usuaria preguntó este martes a los filólogos que manejan la cuenta de la Docta Casa si utilizar "chiques o todes a cambio de chicos y todas es un idiotismo". La respuesta de la institución fue que "el uso de la letra 'e' como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical ('chicos') ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género.

Una postura que es igual con otras posibilidades que se barajan para hacer un género inclusivo, como el empleo de la letra 'x'. Esta opción, señaló la cuenta de la RAE hace unos meses, "es ajena a la morfología del español, además de innecesaria e impronunciable; el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de gén.: 'Los chicos están felices'".

Otros usuarios han salido a recordar que el uso de la letra 'e' no está destinado exclusivamente a la eliminación de la marca de género, sino que también se reivindica para el colectivo transexual, que no se siente representado en los géneros binarios.

La RAE presentó el pasado mes de enero el Informe sobre el buen uso del lenguaje inclusivo en nuestra carta magna tras ser requerida por la vicepresidenta Carmen Calvo y concluyó que el texto constitucional es "gramaticalmente impecable". Tan solo propuso una significativa modificación en cuanto a la Jefatura del Estado: desdoblar las palabras "Rey" y "Reina" y "Príncipe" y "Princesa" de Asturias". Una postura oficial sobre un documento concreto, pero que extiende a todas sus manifestaciones en todos los ámbitos.