Una mujer con un tinte en su casa.

Una mujer con un tinte en su casa. iStock

Actualidad

Cómo teñir el pelo en casa durante el encierro: consejos de un gran peluquero para no liarla

El director de la Maison Eduardo Sánchez ha hecho una guía con ocho puntos para que quitarse las canas en casa pueda resultar un buen apaño hasta que podamos ir al salón.

20 marzo, 2020 02:39

Noticias relacionadas

No es ningún secreto que muchas mujeres son asiduas de las peluquerías básicamente para quitarse las molestas canas o para esconder la raya cuando se lleva un tinte. Si el encierro te ha pillado recién retocada, tienes suerte, porque puedes aguantar, pero si eres de las que ya empieza a ver a su madre en el espejo, mejor escuchar los consejos del peluquero Eduardo Sánchez para hacerte un teñido en casa sin liarla demasiado. 

"Aunque no es lo deseable, las circunstancias son las que son. Por eso, yo recomiendo ceñirse a retocar la raíz, porque si el resultado no es el deseado, será más fácil arreglarlo después en el salón", explica el director de la Maison Eduardo Sánchez.

Su guía básica se divido en ocho puntos de los que el último podría aplicarse a cualquier movimiento actual de nuestro día a día

1. Prueba de alergia

Eduardo Sánchez advierte de que hay que mirar bien los productos del tinte que hayamos comprado o que tengamos ya en casa. Los fabricantes suelen especificar bien cómo se tiene que proceder pero si somos novatas en estos de teñirnos en nuestros baños es mejor empezar a probar la fórmula en un mechón, en la zona de la nunca y dejarlo actuar para ver si tenemos algún tipo de reacción alérgica al producto. 

Además, así podremos chequear también cómo queda y, aunque nos cueste un poco más de tiempo, no nos llevaremos sorpresas de última hora. ¡Total, tiempo es lo que nos sobra ahora mismo!

2. Que el pelo no esté muy limpio

El director de la Maison Eduardo Sánchez recuerda que es mejor hacer el tinte doméstico cuando el pelo no esté muy limpio ("al menos que no se haya lavado ese día"). Las razones son dos: porque el cabello limpio hace que el tinte agarre menos y porque el pelo es más sensible a posibles irritaciones si está recién pasado por agua y champú.

3. La preparación previa es clave

Si liarla con el color es una amenaza, hacer un zafarrancho en el baño puede ser una realidad. Por eso, lo mejor es utilizar ropa vieja y una toalla que no nos importe que se manche antes de empezar con la aplicación. 

Los guantes son claves, no sólo por el coronavirus sino también por las manchas, y antes de empezar a poner el color mejor untar con vaselina el contorno del rostro, las orejas, el cuello y la nuca para no tener luego que andar quitando los restos de manchas y las irritaciones en la piel.

4. Elige siempre un tono más claro del que te guste

Este paso es clave. Y aunque ya se habrá pasado por el supermercado o por la tienda a comprar el tinte es muy importante tenerlo en cuenta. El consejo de Eduardo Sánchez es optar siempre por un tono un poco más claro que el elegido porque cuando se aplique "suele ser más oscuro de lo que parecía en la carta de color".

"Hay que ajustarse al máximo al tono que se tiene en ese momento en la raíz y por eso, debe elegirse siempre un tono más claro que, generalmente, suele corresponder con un tono numéricamente superior. Es decir, si tu tono es el 4, tendrás que elegir un 5 (los tonos con los números más altos suelen ser los más claros y los más bajos numéricamente, los más oscuros)", advierte el experto peluquero.

5. Respeta los tiempos de exposición del producto

Eduardo Sánchez insiste en que hay que seguir estrictamente las instrucciones que marca cada tinte para tener éxito, porque cada producto tiene sus peculiaridades. Este peluquero advierte de que se suele pensar que dejándolo más tiempo cubrirá más las canas o la raíz, pero es un error porque no es así.

"Pasado el tiempo que marca el fabricante deja de hacer efecto y lo único que conseguirás es irritar más el cuero cabelludo", asegura.

6. Aclara bien

Cuando haya pasado el tiempo indicado, hay que lavar muy bien el pelo y aclarar hasta que el agua salga limpia para estar seguros de que no ha quedado ningún resto de pigmento del tinte en el pelo.

El consejo especial de Eduardo Sánchez es que terminemos con un aclarado de agua tibia o fría que ayudará a sellar la cutícula y a que el color se asiente mejor.

7. Date unos mimos extra

Ya que tenemos tiempo para estar en casa y cuidar el pelo aunque sea por una vez, el peluquero recomienda que, una vez limpio, escurramos bien el cabello con una toalla y apliquemos una mascarilla desde la mitad del pelo hasta las puntas, extendiéndola bien con la ayuda de un peine de púas anchas para reparar e hidratar en profundidad.

8. Paciencia

Este es el paso más difícil de cumplir de toda la guía para quitarse las canas en casa. Sobre todo, en este encierro. Eduardo Sánchez advierte de que el color definitivo se aprecia transcurridos un par de días que es cuando los pigmentos se van matizando, por lo que si de primeras no nos convence el color, tendremos que esperar a ver cómo va cambiando para elegir el mismo u otro tono la próxima vez.

Información sobre el coronavirus: