No es sólo una percepción; es una realidad. El turismo ha inundado Málaga este verano y ha sido gracias a los visitantes nacionales. Según los datos publicados este martes por el INE, los alojamientos extrahoteleros -turismo rural, campings, albergues y apartamentos- han remontado las cifras de 2020 y se han situado en parámetros similares a los del verano prepandémico

Noticias relacionadas

En el caso de los apartamentos turísticos en la Costa del Sol, han sido 70.500 viajeros españoles los que han pernoctado alguna noche en este tipo de establecimientos. En 2020 fueron 20.500 y en 2019 45.500. La gran subida contrasta con la bajada de los turistas residentes en el extranjero; si bien ha aumentado de los 15.000 de 2020 a los 45.600 de 2021, la cifra sigue muy lejana de los 97.000 que pernoctaron en apartamentos turísticos de la Costa del Sol en 2019.

Por otro lado, el turismo rural en la provincia de Málaga también ha experimentado un gran crecimiento entre los españoles. Los turistas locales que han acudido a estos establecimientos son más del doble que en 2019: de los 7.500 de entonces a los 15.500 de este mes de julio. En 2020 ya se experimentó un aumento hasta casi 13.000. Por su parte, la bajada de los visitantes extranjeros en el mes de julio es excesiva: este año se ha situado en 5.000, muy lejos de los 13.300 de 2019. El mes de julio de 2020 fue el más negativo ya que sólo pernoctaron 2.500 residentes en el extranjero en estos establecimientos de turismo rural.

En este sentido, los datos coinciden con los ofrecidos en 2020 por Turismo Costa del Sol. La temporada pasada, en plena pandemia, el turismo de interior descendió, como todas las áreas del sector, pero lo hizo 14 puntos menos que el general.

"Este ha sido un verano menos atípico que el anterior. Sin alcanzar la normalidad de 2019, los primeros datos que estamos conociendo señalan una clara recuperación del turismo nacional. Muchísimo españoles han escogido Andalucía para sus vacaciones". En esos términos se pronunciaba este martes por la noche Juanma Moreno. El presidente andaluz hacía referencia a la recuperación de los datos turísticos antes de comunicar las nuevas medidas contra la Covid en la región.

Estudio de Travelgate

Cada semana, la compañía tecnológica Travelgate presenta un reporte en el que monitorizan las reservas en toda España. Si en la semana anterior Andalucía casi alcanzaba el 25% de todas las reservas realizadas, en la semana del 23 al 30 de agosto ha superado ese porcentaje: el 26,19% de las habitaciones solicitadas en el país corresponden a establecimientos andaluces.

En comparación con el mismo periodo, Andalucía ha recibido un 93% más reservas que en 2020 y, un dato a tener en cuenta, un 38,81% más que en el último verano de normalidad, el de 2019.

A más de diez puntos de diferencia se sitúan las Islas Canarias (15,96%) o Baleares (15,58%). En este sentido, los datos ofrecidos por Travelgate en la última semana de agosto coinciden con la realidad que apunta el INE: el 75,57% de las reservas en hoteles españoles las han realizado turistas nacionales. Un 10% han sido británicos. Es llamativo que en torno al 40% de las reservas se realizan con una antelación de una semana o menos.