Alberto Díaz Ortiz (23 de abril de 1994 en Málaga) es leyenda viva del Unicaja de Málaga. El base malagueño estará esta tarde, después de disputar la cuarta jornada de la Liga Endesa ante el UCAM Murcia en tierras murcianas (18.00 horas), a sólo cuatro partidos de Gaby Ruiz y de convertirse en el quinto jugador que más veces ha vestido la camiseta verde. Cumple su séptima temporada de cajista y ya es un veterano.

Noticias relacionadas

Sin embargo, Alberto no negocia la lucha. Nunca lo ha hecho, pero ahora atisba un halo de madurez en la plantilla para sobreponerse a las adversidades. "Estamos mentalizados en eso", asegura el jugador de Unicaja, que arranca el curso sin molestias y cargado de ilusión.

Arranca su séptima temporada en Unicaja. ¿Nuevo año y nueva ilusión?

Sí, cada temporada es una ilusión nueva, diferente, un nuevo reto y evidentemente lo es en esta séptima temporada.

Se va a convertir en poco tiempo en el quinto jugador que más veces ha vestido la camiseta de Unicaja…

Sí, no llevo la cuenta ni miro esas cosas pero evidentemente estar ahí arriba en el número de partidos con mi club es algo que me llena de orgullo.

¿Cómo está de sus molestias en la rodilla, forman parte del pasado? 

Sí, he solucionado el tema de las molestias. Ha sido una pretemporada complicada para mí por no estar con el equipo. Me he incorporado muy tarde y por eso no estoy al mismo ritmo de competición que están mis compañeros. Sí es verdad que ahora sin molestias todo es diferente y estoy convencido de que pronto estaré en mi mejor versión.

¿Cuándo estima que estará usted en su mejor versión? ¿Y el equipo, cuándo podrá tener ese punto que necesita para estar a su mejor versión?

Mi mejor versión aún no lo sé, pero me gustaría estar ya o lo antes posible. Es una cuestión de sensaciones. Cada vez me voy sintiendo mejor, semana a semana. Y en cuanto al equipo, bueno es verdad que hemos perdido los dos últimos partidos, pero quizás también podríamos haberlos ganado. El último fue por detalles en los últimos compases del encuentro. Pero el equipo está trabajando y aunque queda mucho por mejorar, lo encontraremos pronto. 

Mucha gente espera su mejor nivel y el de Carlos para aumentar las prestaciones defensivas del equipo. ¿Es una cuestión sólo de nombres o de bloque?

En general a la gente le gusta poner etiquetas y marcar diferentes roles, pero al final no depende de mí ni de Carlos, depende de todos. El baloncesto es un deporte de equipo y si uno no está al cien por cien, el equipo lo nota. 

¿Le faltó gen competitivo al Unicaja estos últimos años?

Estos años sí que hemos sido competitivos, pero ya sea por presión o por frustración de cuando se nos iban en el marcador, pues nos costaba mucho en volver al partido. Estamos mentalizados en eso, de competir todos los partidos. Creo que las nuevas incorporaciones nos han ayudado a sumar esa energía, ese plus de competitividad y de agresividad. Hemos recuperado eso que la gente echa en falta, que es competir hasta el último segundo.

Es algo que la nueva directiva ha dicho en varias ocasiones, lo de competir hasta el final…

Por las circunstancias económicas y deportivas no llegamos al nivel del Madrid y del Barcelona en los últimos años. Eso es una realidad. Pero quizás había que limitar el talento y aumentar en pelea. Nuestra realidad es diferente a la de los últimos años y tenemos que volver a ganarnos a la gente de otra manera.

¿La vuelta de la afición al Carpena puede ser un arma de doble filo?

Creo que lo primero de todo es que la vuelta de la afición al Carpena siempre es buena y positiva. Nuestra afición siempre está ahí para apoyarnos. Evidentemente, cuando no les guste las cosas, lo dirán. Pero estar con nuestros aficionados es un plus sobre todo jugando en casa. Es algo indudable.

Sigue un nutrido bloque del curso pasado, incluido el entrenador. ¿Eso debe ser un punto a favor?

Creo que sí. Mantener un grupo y un núcleo fuerte es positivo. Al final, nosotros sabemos las carencias que tuvimos el año pasado y somos conscientes de ellas para mejorarlas este curso.

Fue Juanma Rodríguez el que apuntó que hay jugadores que tienen que volver a reivindicarse por el curso pasado que hicieron. ¿Esa percepción la tienen dentro del vestuario.

Sí. Somos deportistas y a todos nos duele cómo acabó la temporada pasada. Nuestro orgullo profesional nos hace que no queramos repetir lo que pasó el curso pasado con la no clasificación al playoffs. Somos todos conscientes de que tenemos que dar un paso adelante. Somos capaces de cambiar la situación y es un factor que tenemos en cuenta.

¿Cómo está viendo a los nuevos? Háganos una pequeña radiografía.

Muy bien, se han adaptado muy bien al equipo y a la competición. Norris (Cole) es un jugador con muchísimo talento que nos desatasca mucho y en defensa es un jugador que puede defender a cualquiera. Es muy fuerte. Buen desplazamiento lateral y nos ayuda en las dos partes de la cancha. Jonathan (Barreiro), creo que lo conocemos todos, es un jugador con buena intensidad, con garra y con energía que pelea cada balón. Y Michael Eric es nuestro referente interior que nos ayuda tanto defensiva como ofensivamente. Es un pilar fundamental en nuestro equipo. 

¿Y el club? ¿Ha notado ese aire fresco que ha entrado en la entidad con la llegada de la nueva directiva?

Siempre que hay cambios, se nota. Es otra ideología y otra metodología. Creo que lo están haciendo muy bien y que el club va a ir hacia arriba con ellos al mando. Y evidentemente pues creo que tienen toda nuestra confianza.

¿Qué opinión le parece el cambio a la FIBA Champions League? ¿Echará de menos el mundo Euroliga?

Nosotros somos jugadores y es una competición europea. Es un nivel similar a la Eurocup y da igual que sea una competición u otra. Queremos jugar la Liga doméstica y la europea, queremos dar el máximo sin importarnos cuál es. 

Se abre una nueva etapa también en la selección, donde es de suponer que querrá regresar…

Es un paso que todo jugador quiere dar y estar ahí. Seguiré trabajando para estar con los mejores a nivel nacional. Y es un plus de motivación.

Usted que está cerca de Jaime Fernández, se le nota más suelto, como liberado ¿lo notan

Sí. Ha empezado muy fuerte y esperemos que siga así toda la temporada. El año pasado fue complicado para él porque se perdió la pretemporada, empezó tarde con el equipo fue a remolque después de una operación muy complicada. Es normal que la temporada pasada fue una lucha para él para recuperar su mejor versión. Y este año todos pensamos que va a estar a su mejor nivel.