Antonio Jesús López Nieto no es un presidente novato al uso. El ahora dirigente del Unicaja de Málaga es un hombre del deporte. Conoce los entresijos. Y su mano ya se está haciendo notar en el club de Los Guindos. El ejecutivo acudió anoche al programa ‘Zona Verde’ de 101 Televisión donde repasó la actualidad del club cajista y dejó varios mensajes interesantes.

Noticias relacionadas

Uno de los pilares de trabajo de la nueva ejecutiva es recuperar el crédito perdido con el aficionado. Ahí se están centrando muchos esfuerzos y a ello hizo referencia López Nieto. “Nosotros no hemos querido ser egoístas en cantidad sino en calidad, queremos el cariño por encima del dinero. Tenemos que escucharlos, hay que tener sinergia. Por mi despacho se han pasado unos doce o trece aficionados para hablar conmigo”, explicó. 

Sobre la plantilla, el presidente se mostró paternalista. “Los jugadores que tenemos son los mejores de España. Y cuando pierden, más. Lo que no se negocia es el esfuerzo. Este público del Unicaja le gusta el esfuerzo e identitario, que le gusta ver gente de su ADN y eso lo va a tener”. 

Y habló de su relación con ellos, en la que a suele mostrarse cercano. “Quiero contacto con los jugadores, no cercanía. Les di la bienvenida el primer día de entrenamiento y quise hacerles ver lo importante que era esa camiseta con 40 años de historia, que hay muchas vivencias con ella. Quería trasladarles ese compromiso a ellos, que el esfuerzo es innegociable. Si me acerco a alguno después de un partido es porque observo que, algunas veces, el equipo mentalmente no es fuerte y eso puede generarles duda. Si hay compromiso y ganas, se puede ganar y también perder, hay que saber también aprender a perder”, dijo.

El presidente también se mostró crítico con el pasado del club y comentó un caso curioso. “El Unicaja era un equipo pijo, donde se cobraba bien y a tiempo. Por ejemplo, me enteré que nos ofrecieron un jugador por 60.000 euros más de lo que se lo habían ofrecido a otro equipo cercano. A Unicaja hay que respetarlo. Somos el único equipo ACB que es fiscalizado dos veces, por la Liga y por la Fundación”. 

Todos quieren venir al Unicaja. Han venido dos de Euroliga y otro como Barreiro. Es una gran marca dentro y fuera del mundo de baloncesto. Es un orgullo para mí estar vinculado a esta marca. Que la gente no tenga miedo”, dijo. Y analizó alguno de los aspectos.  El baloncesto está centrado en gente muy del baloncesto. Hay que salir de ese círculo. La gente quiere cosas rápidas y aguantar un partido de 2 horas de fútbol o baloncesto, a los jóvenes les cuesta. La ACB es la base del baloncesto, es la que soporta el baloncesto en España. Para mantener nuestra potencia hay que potenciar la ACB y que vuelva a los carruseles, que se note el runrún del básket. Y es verdad que la repercusión que tiene el baloncesto aquí en Málaga no lo tiene en ningún sitio de España. Para nosotros es un lujo”. 

Toque a la ACB

Y por último, dio un toque de atención a la ACB, de la que también se muestra crítico. “He leído que hemos vendido los derechos televisivos a China y a mí nadie me ha dicho nada. Y ya tengo todos los horarios de partidos de aquí a final de temporada y sólo jugamos una vez a las 12. ¿Por qué no puedo elegir jugar un domingo a las 12? No, que encima nos ponen a jugar a la misma hora que el Real Madrid de fútbol. Yo no voy sólo a escuchar a la ACB, me tienen que explicar muchas cosas". 

Y lamentó los pocos ingresos en materia de televisión que reciben los clubes. “Los ingresos televisivos son una anécdota para nuestro club. Con los derechos audiovisuales nos iríamos a liga EBA. El Málaga CF tiene 18 o 20 veces más, en Segunda división, de ingresos por derechos televisivos que nosotros”, finalizó.