Después de una semana revitalizadora con la visita de la afición al entrenamiento el Día de la Hispanidad y con la paella del equipo al día siguiente, el Málaga CF afronta esta nueva jornada con las pilas cargadas. Y es que regresa el fútbol a La Rosaleda y lo hace con la ilusión de ver el Málaga CF en una nueva jornada en la Liga SmartBank. Ya sea por el empate en Valladolid, porque el equipo se muestra infalible en casa o por la avidez de volver a ver fútbol en directo, lo cierto es que el ambiente que se espera esta tarde a partir de las 20.30 horas en Martiricos para recibir al Real Zaragoza apunta a una de esas buenas tardes en el coso blanquiazul.

Noticias relacionadas

El rival, uno de los históricos, deja un cartel más que interesante para la jornada 10 de Segunda. Y el hecho de que el equipo de José Alberto López, que cumplió ayer cien días al frente del banquillo malaguista, no conozca la derrota y ni siquiera haya encajado ni un gol como local invita al optimismo blanquiazul.

El Málaga, que pese a todo camina en mitad de tabla aunque tiene a tiro de piedra los puestos de play offs –al igual que la zona de descenso-, mantiene vivas e intactas sus opciones a todo. El aficionado malaguista ya sabe que esto es una carrera de fondo y que lo importante es no descolgarse de la zona noble.

Para ello está siendo vital y decisiva la aportación de la afición. Además de los números ya mencionados, el Málaga se siente más cómodo, más fuerte, más seguro y también más ofensivo cuando juega en La Rosaleda. A los casi 13.000 abonados que ya suma el club, en las últimas horas se ha incrementado la venta de entradas y todo hace pensar que se puede rondar los 20.000 aficionados en las gradas. Buen horario, buen clima y un rival con solera son los mejores ingredientes para intentarlo.

Sin embargo, el Málaga debe dar aún un paso al frente futbolísticamente hablando ya que el empate ante el Valladolid de la jornada pasada dejó algunas dudas, una vez más. Se espera a los delanteros del equipo blanquiazul, que aún no están aptos al cien por cien salvo Roberto. Y también habrá cambios en el once.

Los más evidentes serán la vuelta de Víctor Gómez al lateral diestro y un sustituto de Paulino, sancionado por acumulación de tarjetas. Más dudas hay en si José Alberto decide retocar el doble pivote Escassi-Genaro para darle cabida a Ramón o apostar por un segundo punta. Porque Brandon y Kevin están llamados a ocupar las bandas, Jozabed también es titularísimo y queda comprobar si apuesta por Roberto o decide darle ya minutos de salida a Sekou, al que aún se le espera.

El rival

El Real Zaragoza, por su parte, continúa en su crisis institucional y deportiva. Ahora es cuarto por la cola y marca el último puesto del descenso con 9 puntos –sólo tres menos que el Málaga-. Los de José Ignacio Martínez tienen también un serio problema con el gol, ya que sólo han marcado cinco goles en nueve partidos. Y eso puede beneficiar al Málaga, sin lugar a dudas. Regresa una de las caras conocidas del malaguismo, como es el caso del excapitán Adrián González. Aunque su rol en las últimas semanas es más secundario y está actuando en las segunda partes.

Los  maños suman  cinco empates consecutivos en lo que supone un claro ejemplo de impotencia, pero la necesidad es manifiesta para los zaragozanos que no quieren volver a pasarlo mal este curso, que es su noveno en Segunda. En el equipo visitante es baja Nano Mesa y es duda Francho y el panameño César Yanis.

Sala de prensa

José Alberto López, entrenador del Málaga, quiso destacar la entidad del rival en la previa del partido y también enfatizó que su equipo debe mejorar para no dejar escapar puntos de casa. "Siempre que jugamos con nuestra afición es un extra, por el aliento y la motivación de jugar ante nuestra gente", dijo. "El Zaragoza es el equipo que más posesión tiene de la categoría, que más rápido recupera el balón, el segundo que más tira a portería rival y el segundo al que menos le tiran. Le está faltando el acierto para conseguir resultados. Tiene una excelente plantilla y un excelente cuerpo técnico, y un equipo hecho para estar con los mejores arriba", explicó.