El 30 de octubre se avecina uno de los fines de semana largos más esperados por el turismo. El puente de Todos los Santos servirá para la constatación definitiva de una recuperación que ya ha dejado a toda la provincia en la fase 0 de restricciones. Y en ese escenario, una procesión con 16 tronos. Según Benjamín del Alcázar, decano de la Facultad de Comercio y Gestión de la UMA, "la magna puede suponer un impacto económico de unos 20 millones de euros en el escenario moderado".

Noticias relacionadas

Será difícil comprobar qué se debe a las procesiones y qué al puente, pero en los cálculos realizados por el director de la Cátedra de Estudios Cofrades se contempla que sólo con el consumo de los residentes en Málaga se consiga un impacto de 13 millones de euros: "Con las cifras relacionadas de estudios anteriores, consideramos que podría haber unos 300.000 malagueños en la calle". Teniendo en cuenta que se trata de una jornada que comenzará en torno al mediodía y terminará bien entrada la madrugada "habrá comidas y cenas fuera de casa" y el gasto medio calculado es de 45 euros por persona, principalmente en hostelería y gastos de desplazamientos.

Por otro lado, hay que incluir la llegada de turistas: "Siendo moderados y considerando que de las aproximadamente 50.000 plazas de alojamiento se alcanzará un 60% de ocupación, durante 2 noches, la suma asciende a unos 5 millones. Eso teniendo en cuenta que el gasto medio diario de este tipo de visitante, en estudios anteriores se ha cifrado en torno 90€/día", asegura del Alcázar.

Luego quedaría un tercer grupo de visitantes, los excursionistas: "Es el más difícil de calcular, pero a la vista del interés, es fácil pensar que vengan 10.000 personas a un gasto medio de 46,1€, la cifra de su impacto es de 461.000 euros".

Además, hay otras cifras a tener en cuenta. Del Alcázar insiste en que los cálculos están hechos pensando en un escenario realista: "Dependerá mucho del clima, si las previsiones son buenas, estas cifras pueden ser muy superiores". Así, hay que unir los más de 400.000 que pretende recaudar la Agrupación de Cofradías en concepto de alquiler de sillas en el recorrido de más de un kilómetro que ha dispuesto.

También se contemplan los ingresos y gastos individuales de cada hermandad. Por un lado, a una media de 200 hombres de trono, suponiendo un único turno de portadores, que paguen un precio medio estimado de 20 euros por salir, el cálculo sería de 64.000 euros; los gastos por cofradía se cifran en algo menos de 100.000 previendo una inversión media de 6.000€ en bandas, flores y cera.

En total, un impacto que se sitúa en torno a los veinte millones de euros, una cifra que da buena muestra del interés que despierta la Semana Santa y los actos relacionados con esta no sólo entre los malagueños, sino también entre visitantes de otras provincias o países.