La procesión magna que organiza la Agrupación de Cofradías de Málaga con motivo de su aniversario fundacional se celebrará el próximo 30 de octubre. Esa fecha, conocida desde hace un mes aproximadamente, fue la segunda opción tras descartarse la posibilidad de celebrarla el 25 de septiembre, como inicialmente estaba marcada. Con todo, las hermandades están haciendo un esfuerzo para organizar todo lo que conlleva salir a la calle.

Noticias relacionadas

Dieciséis son los tronos que procesionarán desde mediodía y hasta la madrugada del sábado del Puente de los Fieles Difuntos. Una salida que, además, dejará una imagen curiosa: la de los tronos pasando por calle Larios bajo las bóvedas efímeras que conforman la iluminación navideña

Desde el Área de Servicios Operativos, en conversación con EL ESPAÑOL de Málaga, confirmaron hace unas semanas que aunque se estaban realizando trabajos para instalar la iluminación navideña, no habría adornos en las calles por las que transitará la procesión.

Sin embargo, la realidad es otra y calle Larios ya luce con la base de su ya tradicional espectáculo de luces. Vuelven los arcos dorados formando bóvedas que harán las delicias de los malagueños y visitantes a partir de finales del mes de noviembre... pero también dejará fotos únicas el 30 de octubre al ver a alguno de las imágenes pasionistas procesionando con la festiva decoración.

Más de 400.000 euros

Como publicaba este medio, la Agrupación de Cofradías espera recaudar en torno a 450.000 euros con la venta de las 24.060 sillas que dispondrá para la procesión. Esto ayudaría a paliar la situación económica de la institución, que hace un año solicitó un préstamo de más de 900.000 euros.

La venta de las localidades se realizará a través de una aplicación online que sustituirá  los métodos anteriores de venta y será la nueva vía de compra ofrecida por la Agrupación.

Con este nuevo sistema, han indicado desde la Agrupación, "no solamente se ofrece una vía más efectiva y ágil para la compra de localidades, sino que supone un formato que blinda y garantiza aún más la eficacia y seguridad de la gestión de las sillas y tribunas así como el control del número de localidades por persona".