"A solicitud de la Agrupación de Cofradías y en cumplimiento de las pautas acordadas...", así encabeza el comunicado publicado este domingo al mediodía por la cofradía de Zamarrilla. En él, se publican las normas para poder participar en el traslado del Cristo de los Milagros a la Catedral con motivo de la exposición El verbo encarnado, que tendrá lugar entre septiembre y noviembre.

Noticias relacionadas

El día señalado para el traslado es el domingo 19 de septiembre a las seis de la mañana. Para entonces, si todo se desarrolla con normalidad, el decreto episcopal que prohíbe el culto público ya habrá sido derogado. 

Del comunicado de Zamarrilla se desprende que existe una hoja de ruta por parte de la Agrupación y la Diócesis: "Siguiendo las instrucciones dictadas, a fin de garantizar la seguridad de los participantes y prevenir posibles contagios, se determinarán distintos turnos para portar la imagen".

Entre las condiciones para salir se encuentra la obligatoriedad de adjuntar el documento de vacunación: "Este certificado será requisito indispensable". Sin embargo, las resoluciones judiciales ya han tumbado otras opciones en las que la Junta de Andalucía exigía esa documentación.

Del mismo modo, la hermandad incluye entre las normas que al finalizar los turnos "se retirarán ordenadamente y facilitando que el relevo sea lo más ágil y breve posible, evitando aglomeraciones", una responsabilidad que queda en manos "de las fuerzas de seguridad". Serán éstas quienes "ordenen la acumulación de personas que puedan acudir al citado traslado, por lo que deberán seguirse las indicaciones que se den en todo momento".

En definitiva, la vuelta al culto público parece tener fecha fijada en Málaga. Los datos de vacunación son muy positivos y la incidencia está en clara bajada tras un verano en el que la quinta ola, por la aparición de la variante Delta, dejó en suspenso la celebración de la procesión magna.