La Virgen de la Victoria, patrona de Málaga y su diócesis, no saldrá este año en procesión el 8 de septiembre. Tampoco a finales de agosto en su rosario de la aurora en traslado a la Catedral. La Real Hermandad ha decidido no realizar estos actos públicos, entienden que no es el momento. La procesión magna por el centenario de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga se celebraría el 25 de septiembre. 

Noticias relacionadas

Sí se celebrará la tradicional novena en honor de Santa María de la Victoria. En esta ocasión, según indica la hermandad, la Virgen sí estará en la Catedral y el predicador de estos cultos será el Rvdo. Salvador Gil Canto, párroco de la Amargura, que estaba previsto que lo hiciera el año pasado.

Según informan en un comunicado: "Desde la Hermandad se ha trabajado intensamente en las últimas semanas en el estudio y la preparación de las posibles alternativas, pero lamentablemente la evolución de la pandemia y las medidas en vigor impiden celebraciones de esta índole".

Así, insisten en que "la situación descarta la posibilidad de solicitar una dispensa al Obispado -que mantiene en vigor el decreto que prohíbe los actos de culto en la vía pública- y los permisos pertinentes a la autoridad civil -el Ayuntamiento de Málaga también ha rechazado que en septiembre se celebren otros eventos que impliquen aglomeraciones-".

Este último extremo es lo que hace que se prevea que este martes se aplace a una nueva fecha por determinar la magna del centenario de la Agrupación. A las 17 horas se produce una reunión entre el alcalde, Francisco de la Torre, y el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia.

Acto seguido, tras la reunión en la que se discutirá sobre la conveniencia y la posibilidad de plantear diferentes fechas, el presidente se reunirá a las 19 horas en San Julián con los hermanos mayores de las cofradías que participan en la procesión. De ahí saldrá una decisión.

Tras esa reunión, se reunirá la junta de gobierno de la Agrupación para adoptar la solución definitiva. En cualquier caso, quedan menos de dos meses para la procesión y los ánimos están bajos ante las cancelaciones de la feria o la procesión de la Virgen de la Victoria. Caben, según fuentes de la Agrupación, tres escenarios: trasladar a octubre, a mayo o a septiembre de 2022.