Málaga

El 4 de junio, Federico Mantaras, administrador de la Diócesis de Asidonia-Jerez, firmaba la derogación de un decreto que prohibía las procesiones y todo tipo de culto público. Desde entonces, se han ido sucediendo salidas en las últimas semanas. Rompió el hielo la procesión de la Virgen del Carmen de Jerez: a ruedas y sin música. En Málaga, sin embargo, aún no se ha derogado el decreto en vigor desde enero.

Noticias relacionadas

En este sentido, preguntados por EL ESPAÑOL de Málaga, hermanos mayores de las cofradías locales no tienen una postura común sobre la vuelta de las procesiones a las calles. Así, Agustín Soler, hermano mayor de la Misericordia, se posiciona de manera cauta: "Creo firmemente que no debemos dar pasos que puedan provocar una reacción pandémica hacia atrás", afirma.

"No creo que debamos, por muchas ganas de procesiones que tengamos, salir a la calle con una convocatoria indiscriminada de personas y tengamos que pagarlo más adelante. O dicho de otra forma, prefiero esperar un poco y llegar sobre seguro a la Semana Santa de 2022, que pecar de imprudentes ahora", añade Soler.

Ante la necesidad de que el Obispado de Málaga se pronuncie para permitir o no los traslados en la madrugada del 18 al 19 de septiembre, el hermano mayor de los Viñeros, José Manuel Díaz, cree que "los cofrades vamos a demostrar que sabemos hacer las cosas bien y sin poner en riesgo a nadie". Estos traslados se celebrarán para que los titulares escogidos por la Agrupación de Cofradías vayan desde sus sedes canónicas a la Catedral de la Encarnación de Málaga.

Así, Díaz apunta a que "más que necesario es vital: tenemos que empezar a recuperar la normalidad cuanto antes, igual que en otros eventos que ya lo hacen". En el mismo sentido se ha pronunciado, en conversación con este medio, José María Romero, de la Sentencia: "Hay conciertos, fútbol, hoteles llenos, manifestaciones, incluso procesiones en otros lares… creo que es el momento de empezar a recuperar el culto público".

En ese sentido, tras ver aglomeraciones como las producidas en una de las últimas etapas de La Vuelta, el hermano mayor de la Cofradía del Amor se preguntaba: "¿Quién para fundar la Cofradía de la vuelta ciclista?". En el vídeo compartido, cientos de personas se agolpaban tras las vallas en Roquetas de Mar (Almería) sin más protección que la mascarilla.

En cualquier caso, no será hasta el inicio del curso que la Diócesis de Málaga se replantee la derogación. A diferencia de Jerez, que lo hizo al inicio del verano, se ha optado por mantener la postura más conservadora. Así, el pasado día 24 se celebraba en Rota el rosario vespertino extraordinario de María Auxiliadora por el cincuentenario de su coronación. En las calles la imagen no era muy diferente a la de las aglomeraciones que se pueden ver en cualquier calle comercial.

Otro caso es el de Huelva. Aquella diócesis derogó el decreto que prohibía el culto externo y apuntaba a que las procesiones podrían llevarse a cabo "con el permiso taxativo y por escrito de la autoridad municipal". En el caso de la provincia onubense, no se han celebrado procesiones aún.