Málaga

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Benalmádena (Málaga) a un ciudadano italiano de 29 años que tenía en vigor una orden internacional de búsqueda y detención emitida por la Autoridad Judicial italiana. Este joven es un destacado miembro del peligroso clan Vanella Grassi de la Camorra napolitana, asentado en los barrios de Secondigliano y Scampia de esta ciudad italiana.

Noticias relacionadas

"Han detenido en Málaga al fugitivo Gaetano Angrisano, condenado a 11 años en Italia por pertenecer al clan Vanella-Grassi. Es el clan camorrista que controla Scampia-San Pietro a Patierno tras una guerra mafiosa", ha señalado un usuario al Twitter al saber la noticia. Otro ha dicho al respecto: "De locos que Málaga no tenga ya su propia serie de Netflix. Doy una idea a los creativos: Malagang seria un nombre cojonudo".

El pasado martes se localizó al prófugo italiano en el interior de una vivienda, y se realizó una entrada tras obtener la correspondiente autorización judicial, cuya diligencia contó con el apoyo del Grupo Operativo Especial de Seguridad debido a la peligrosidad del hombre y su pertenencia a este clan de la Camorra napolitana.

Dicho chan se dedica a múltiples actividades delictivas y es uno de los más activos y peligrosos de esta organización mafiosa, ha informado este viernes la Policía Nacional en un comunicado. Así pues, tras ser detenido será puesto a disposición de la Audiencia Nacional.

La Costa del Sol vuelve de nuevo a estar en el punto de mira por ser el destino elegido por miembros de las mafias italianas para huir y pasar desapercibidos. A finales de agosto, la Guardia Civil detenía en Málaga a un hombre de 66 años vinculado a la temida mafia calabresa de la 'NDrangheta.

El italiano F. S., reclamado por las autoridades de su país, fue arrestado por delitos de asociación con fines de tráfico internacional de drogas y pertenencia a la organización criminal durante la Operación Tricolore-Sentinella.

Además, este miércoles la Policía Nacional desarticulaba una organización criminal asentada en Marbella dedicada al tráfico de drogas y la extorsión. La investigación saldó con el arresto de cuatro personas por su presunta implicación en delitos de extorsión, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, explosivos y munición, atentado contra la autoridad y sus agentes y pertenencia a grupo criminal.