Málaga

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal asentada en Marbella dedicada al tráfico de drogas y la extorsión. La investigación se ha saldado con el arresto de cuatro personas por su presunta implicación en delitos de extorsión, tráfico de drogas, tenencia ilícita de armas, explosivos y munición, atentado contra la autoridad y sus agentes y pertenencia a grupo criminal.

Noticias relacionadas

Los miembros de la banda, tres de origen sueco y el otro de origen irlandés, exigían importantes sumas de dinero por medio de amenazas y coacciones a las víctimas y a sus familiares. El 11 de septiembre, miembros de la red efectuaron varios disparos a la fachada del local del perjudicado, lugar donde dos de ellos fueron interceptados y detenidos mostrando una fuerte resistencia en el momento.

Posteriormente, se realizó un registro domiciliario donde los investigadores arrestaron a otros dos componentes de la organización, ha informado este miércoles la Policía Nacional en un comunicado. Las investigaciones policiales comenzaron a primeros de septiembre, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la presencia de esta estructura criminal en la localidad de Marbella.

Los agentes averiguaron que, presuntamente, estarían extorsionando al responsable de un negocio. La víctima habría recibido la visita de varios miembros de la red reclamándole un millón de coronas suecas (al cambio casi un millón de euros: 985.000), amenazándolo con quemarle el negocio o matar a él y a su familia si no pagaba en 48 horas.

Durante el desarrollo de esta operación, en la madrugada del pasado día 11 de septiembre, se produjeron varios disparos a la fachada del negocio de la víctima de extorsión. Cuando los agentes llegaron al lugar localizaron, en las inmediaciones, a dos personas que resultaron arrestadas como presuntas responsables de los hechos, dos hombres de nacionalidad sueca.

Posteriormente, se practicó un registro en el que los agentes localizaron y detuvieron a otros dos miembros de esta red, uno de nacionalidad sueca y el otro de origen irlandés, e intervinieron efectos, sustancia estupefaciente y diversa munición.

Como consecuencia de la explotación operativa de la investigación, la Policía Nacional ha detenido a un total de cuatro personas, miembros de esta organización criminal, y han practicado una diligencia judicial de entrada y registro en un domicilio.

Los agentes han logrado intervenir documentación, 978 gramos de hachís, material informático y ocho cartuchos del calibre 7,65mm, iguales a los percutidos en el ataque al local que podrían evidenciar la actividad extorsionadora de este grupo criminal.