Abel Caballero dio inicio a la Navidad en Vigo este miércoles. Un 4 de agosto a mediodía varias furgonetas negras de Iluminaciones Ximénez empezaban a descargar los famosos 11 millones de luces LED. Cielo encapotado y un ambiente festivo. El regidor vigués sabe que su apuesta por la Navidad le está dando resultados y, como la Lotería Nacional, cada año adelanta su llegada. 

Noticias relacionadas

En Málaga, la ciudad que inventó la Navidad gracias a sus alumbrados exuberantes, la reacción ha sido muy calmada: "Nos encanta que las luces de Málaga alumbren en Vigo". La concejal de Servicios Operativos, Teresa Porras, confirmaba a EL ESPAÑOL de Málaga que parte de los 3.000 motivos de luz que se instalarán en las 350 calles de Vigo han pasado antes por la capital malagueña.

La rivalidad que existe entre Málaga y Vigo por la iluminación en las fiestas navideñas es patente. De hecho, la edil malagueña ya afirmó en la Comisión de Economía celebrada en mayo que "el alcalde socialista de Vigo vino a Málaga a ver qué se hacía a copiar lo que estábamos haciendo y entender el éxito de nuestra iluminación".

Con esas palabras, Porras justificaba, en parte, el incremento en la inversión en 200.000 euros para las fiestas de este 2021: 1,2 millones de euros (IVA incluido) al año. Esto supera en casi 400.000 euros la inversión de Vigo. "Ahora no podemos aflojar", añadió Porras hace tres meses.

Así, el concurso de adjudicación para la iluminación navideña de Málaga sigue abierto para que las empresas que lo deseen puedan concurrir. El plazo finaliza el próximo 17 de agosto y, según los planes previstos y siguiendo la experiencia de años anteriores, la instalación comenzaría en torno a finales del mes de septiembre.

En caso de que Ximénez, la empresa familiar cordobesa que ilumina la Navidad de medio mundo, se haga con el contrato, Vigo y Málaga volverán a compartir proveedor para unas fechas en las que, como ha vaticinado Abel Caballero, la población estará vacunada y podrán vivirse con normalidad.