Mehrad Vosoughi, Unsplash.

Mehrad Vosoughi, Unsplash.

OPINIÓN MERCADOS BLUE MONDAYS

Escasez o abundancia de trabajo

27 septiembre, 2021 03:04

Los economistas suelen medir el trabajo simplemente como el número de horas trabajadas por los individuos involucrados en la producción y asumen que, a medida que aumente el número de horas trabajadas, la cantidad de bienes producidos también aumentará. La realidad contradice la teoría.

Desde 2019, el número de horas trabajadas está disminuyendo. Esto abre muchas interpretaciones, pero la más plausible es que cada vez hay menos participación del trabajo, algo que se ha visto empeorado con la pandemia. En Estados Unidos, cada hogar percibió un cheque del Estado con una cantidad de dinero mayor o menor en función de los miembros de la unidad familiar. En Europa no se fue tan explícito y la inyección monetaria se instrumentalizó mediante préstamos blandos destinados al gasto o para compensar la caída de los ingresos. Pero una cosa son las ayudas y otra los incentivos perniciosos.

Fedex, que es junto a UPS la mayor empresa logística y de mensajería del mundo -uno de los sectores que ha salido netamente beneficiado de la pandemia-, tiene déficit de empleados. La semana pasada indicó que tiene un problema con los más de 600.000 paquetes diarios que no puede atender por falta de personal, lo que le obliga a tener que ceder carga de trabajo a otras empresas de reparto. Las inminentes campañas de consumo masivo (Black Friday, Navidades) ya son un quebradero de cabeza para Fedex, que teme que la oportunidad de negocio se diluya en un atasco monumental en sus márgenes.

La petrolera británica BP informó también hace unos días de que está recortando en un 20% el suministro de combustible a las estaciones de servicio británicas por falta de conductores. Con el crudo en máximos de tres años y con la demanda recuperando los niveles previos a la pandemia, hay cierta falta de suministro por problemas de personal.

En Reino Unido, se estima que se necesitan de forma inmediata cerca de 100.000 vacantes para cumplir con la demanda de empleo en el país. Desde cadenas de supermercados a restaurantes. McDonald’s advirtió de ello este verano y algunas cadenas de distribución ya hablan de un inminente desabastecimiento. 

Desde 2019, el número de horas trabajadas está disminuyendo, algo que se ha visto empeorado con la pandemia

La Asociación Británica de Productores Independientes de Carnes le ha pedido al Ministerio de Justicia que amplíe el cupo de presos con permisos para ser contratados en las tareas de procesamiento de carnes para cumplir con sus pedidos.

A medida que se siguen eliminando puestos de trabajo cualificados, como en banca o  telecomunicaciones, hay una tremenda escasez para poder encontrar personal en servicios básicos. Es la incongruencia del giro radical que ha experimentado el mercado laboral en los últimos dos años.

La productividad y la tecnología son solo parte de la explicación. Pero no toda. En el momento en el que los gobiernos incentivan a que sus ciudadanos puedan estar temporalmente motivados a, y es literal, no querer trabajar, la sociedad se ve perjudicada por la falta de interés por trabajar en el sector más representado en las economías avanzadas, el sector servicios.

Seguimos a vueltas con un debate sobre el que he reflexionado anteriormente en esta columna, como es la segmentación laboral. Se necesitan trabajadores jóvenes con experiencia y mal pagados. No se aceptan trabajadores adultos con experiencia aunque estén igualmente mal pagados. Esto provoca que el Estado del bienestar añada piedras a la mochila del gasto, ya muy pesada con la crisis de las pensiones y la insostenibilidad del sistema público de salud.

En algunas economías esto empieza a ser paradigmático. Alemania o EEUU rozan el pleno empleo, al igual que el Reino Unido, que además sufre las consecuencias del Brexit. Sin embargo, en España es digno de análisis que esto ocurra con un 15,26% de la población desempleada o, lo que es lo mismo, 3,3 millones de personas en paro.

Las economías más desarrolladas están en un sumidero y no saben, pueden o quieren encontrar una solución. Mientras, seguiremos deshojando la margarita acerca de si mañana seremos nosotros, lectores y autor, los que sobramos.

Ahora en portada

Las siete 'fintech' han sido seleccionadas entre más de 200 candidatas de 28 países a través del programa de innovación abierta 'CaixaBank Fintech by Innsomnia'.

Las siete 'fintech' que ayudarán a CaixaBank a afrontar sus retos estratégicos

Anterior
Elena Arrieta opinión

Por qué es interesante que te interese la energía

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2021 El León de El Español Publicaciones S.A.