El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

El vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

La tribuna

Apoyar firmemente a los ciudadanos y a las empresas de Europa en esta crisis

Vicepresidente de la CE
28 marzo, 2020 02:53

Diversas pandemias han asolado la humanidad a lo largo de su historia. Esta última se ha extendido a una velocidad de vértigo, provocando una grave emergencia de salud pública y gran conmoción en las economías europea y mundial.

El coronavirus está afectando muy negativamente a la salud de las personas y de las empresas de todas las dimensiones, con un impacto negativo en el crecimiento económico y graves consecuencias sociales.

Nuestras empresas y autónomos están afrontando dificultades en toda Europa. Algunas luchan por su supervivencia y muchas se ven obligadas a reducir personal o a acortar las jornadas de trabajo, lo que a su vez provoca la disminución de ingresos de los trabajadores.

Aunque consigamos frenar la propagación del virus, como todos deseamos profundamente y en lo que centramos nuestros esfuerzos a diario, hará falta tiempo para que la actividad económica se recupere.

Sectores determinantes para la economía española, como el transporte, el turismo, los servicios de restauración y el comercio minorista, han sido los primeros perjudicados, pero la pérdida de confianza de las empresas ya es patente en todos los sectores y afecta a millones de trabajadores.

Estos tiempos excepcionales requieren una solidaridad y una ayuda excepcionales. Estamos reaccionando rápidamente para amortiguar el golpe.

Nuestras prioridades son garantizar que los sistemas sanitarios europeos dispongan de todos los recursos necesarios, tanto en términos materiales como financieros; que las empresas afectadas tengan suficiente liquidez para mantenerse a flote; y que se protejan los empleos e ingresos de los trabajadores asalariados y autónomos.

Estamos aprovechando al máximo la flexibilidad de las normas presupuestarias de la UE para ayudar a los gobiernos nacionales a hacer frente con determinación al impacto socioeconómico de la pandemia. Hemos activado la cláusula general de salvaguardia del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, para que las autoridades nacionales puedan libremente hacer todo lo necesario para apoyar económicamente a sus sistemas sanitarios, sus empresas y sus trabajadores.

Y es mucho lo que ya se está haciendo a nivel nacional: las medidas de apoyo fiscal ascienden ahora a aproximadamente el 2,2% del PIB en la UE, y el aumento de los aportes de liquidez representa un total del 13,7 % del PIB.

Estos tiempos excepcionales requieren una solidaridad y una ayuda excepcionales

En lo que respecta a la salud, nos estamos centrando en conseguir material médico para España y para los otros Estados miembros más gravemente afectados por la pandemia, organizando compras conjuntas y manteniendo la libre circulación de mercancías en el mercado único. También estamos financiando la investigación para desarrollar una vacuna.

Además, para mantener a flote a nuestras empresas, la Comisión Europea está trabajando en todos los frentes para proporcionar, de manera inmediata, liquidez a las empresas afectadas y velar por que mantengan su capacidad productiva.

Para todo ello hay que hacer un uso pleno y flexible del presupuesto de la UE para apoyar a las empresas y a los trabajadores, haciendo frente a la crisis de liquidez que en estos momentos afecta, en particular, a las pequeñas y medianas empresas.

Nuestra Iniciativa de Inversión en Respuesta al Coronavirus está dotada con 37.000 millones de euros para la respuesta a las crisis (sistemas de asistencia sanitaria, pymes, trabajadores y sectores vulnerables de nuestras economías), a los que se sumarán otros 28.000 millones de euros en fondos de la UE no asignados.

Asimismo, hemos modificado las normas relativas a los Fondos Estructurales, con el fin de que los gobiernos nacionales puedan utilizarlos con flexibilidad.

Posteriormente, con ayuda de las garantías presupuestarias de la UE, el Fondo Europeo de Inversiones podrá incentivar a los bancos para que aporten liquidez. De esta forma, se movilizarán unos 8.000 millones de euros de financiación destinados a, al menos, 100.000 pymes. El Banco Europeo de Inversiones, por su parte, liberará otros 20.000 millones de euros en préstamos de capital circulante a las pymes.

En total, la financiación a escala de la UE asciende a unos 93.000 millones de euros, y estamos trabajando para movilizar más fondos.

Los deudores afectados por la pandemia se beneficiarán de aplazamientos de créditos a fin de posponer el pago de los préstamos y reducir la presión sobre las finanzas.

Y estas no son las únicas medidas: hemos activado un Marco Temporal sobre ayudas estatales —o subsidios nacionales— para garantizar que las empresas, cualquiera que sea su tamaño, tengan la liquidez que necesitan para mantener sus actividades y los puestos de trabajo de sus asalariados. Esto se podría materializar en forma de subvenciones directas, anticipos reembolsables o ventajas fiscales, garantías estatales para préstamos concedidos por bancos a empresas, o préstamos públicos bonificados a las empresas.

España ya se ha acogido a estas normas temporales. El pasado martes, la Comisión Europea aprobó dos regímenes de garantía españoles, con un presupuesto total de aproximadamente 20.000 millones de euros. Estos regímenes ayudarán a las empresas y los trabajadores por cuenta propia afectados por el brote de coronavirus.

La Comisión Europea aprobó dos regímenes de garantía españoles, con un presupuesto total de cerca de 20.000 millones

Al aportar liquidez a las empresas, los bancos desempeñan un papel crucial en el apoyo a la economía real. El Banco Central Europeo ha dado un paso importante con su anuncio del programa de compras de emergencia frente a la pandemia. Este programa temporal de compra de activos por un importe de 750.000 millones de euros contribuirá a garantizar que todos los Estados miembros puedan beneficiarse de condiciones de financiación favorables para amortiguar este golpe.

Europa necesitaba este arsenal de medidas económicas y financieras en un momento de crisis y necesidad como el presente.

En las próximas semanas, la Comisión contribuirá a la labor de los ministros de Hacienda de los Estados miembros para explorar medidas adicionales. Estudiaremos todas las herramientas a nuestra disposición y trabajaremos por el consenso político. Ayudaremos también a desarrollar una estrategia de salida coordinada para encontrar el camino de la recuperación económica cuando la pandemia haya pasado.

Se trata, por encima de todo, de una cuestión de solidaridad, cooperación y unidad europeas. Seguiremos actuando con determinación y de forma conjunta para capear el temporal y asegurar una recuperación duradera.

*** Valdis Dombrovskis es vicepresidente económico de la Comisión Europea.

Ahora en portada

El euríbor firma en octubre su séptimo mes consecutivo de subidas

El euríbor continúa su remontada y encarece las hipotecas variables en mayo

Siguiente

EL ESPAÑOL

Operar con instrumentos financieros o criptomonedas conlleva altos riesgos, incluyendo la pérdida de parte o la totalidad de la inversión, y puede ser una actividad no recomendada para todos los inversores. Los precios de las criptomonedas son extremadamente volátiles y pueden verse afectadas por factores externos como el financiero, el legal o el político. Operar con apalancamiento aumenta significativamente los riesgos de la inversión. Antes de realizar cualquier inversión en instrumentos financieros o criptomonedas debes estar informado de los riesgos asociados de operar en los mercados financieros, considerando tus objetivos de inversión, nivel de experiencia, riesgo y solicitar asesoramiento profesional en el caso de necesitarlo.

Recuerda que los datos publicados en Invertia no son necesariamente precisos ni emitidos en tiempo real. Los datos y precios contenidos en Invertia no se proveen necesariamente por ningún mercado o bolsa de valores, y pueden diferir del precio real de los mercados, por lo que no son apropiados para tomar decisión de inversión basados en ellos. Invertia no se responsabilizará en ningún caso de las pérdidas o daños provocadas por la actividad inversora que relices basándote en datos de este portal. Queda prohibido usar, guardar, reproducir, mostrar, modificar, transmitir o distribuir los datos mostrados en Invertia sin permiso explícito por parte de Invertia o del proveedor de datos. Todos los derechos de propiedad intelectual están reservados a los proveedores de datos contenidos en Invertia.

© 2016 El León de El Español Publicaciones S.A.