Observatorio de la movilidad

La caída del estado de alarma llegó a triplicar las peticiones de Cabify la noche del sábado

La compañía llegó a registrar un crecimiento de la demanda en Madrid de casi un 400% entre las tres y las cuatro de la madrugada.

12 mayo, 2021 03:14

Noticias relacionadas

La movilidad se disparó con la llegada del fin del estado de alarma en la medianoche del pasado sábado. Tras meses de fines de semana en los que los ciudadanos tenían que volver a sus domicilios poco después de cenar, el final de gran parte de los toques de queda se tradujo en un incremento importante de los desplazamientos.  

Una situación que ha supuesto una bocanada de oxígeno a las compañías de movilidad. En concreto, los datos de Cabify señalan que, entre las 12 de la noche y las seis de la mañana del domingo, se registró un incremento de la demanda de viajes a través de su aplicación móvil en España del 160%.

El dato, que supone multiplicar por más de dos el nivel de actividad, llegó en algunas horas concretas a superar el 200%. Es decir, a triplicar el volumen de viajes pedidos registrados por la compañía durante las semanas anteriores.

El mayor aumento de la demanda en las ciudades de España donde opera Cabify se registró en Madrid. En la capital de España el incremento llegó al 240% respecto a la media de las semanas anteriores. Un crecimiento que aún fue mayor en los picos. Concretamente, las peticiones registraron un crecimiento de casi un 400% entre las 3:00 horas y las 4:00 horas de la madrugada.

La micromovilidad también se disparó

En lo que respecta a la micromovilidad, el segmento que incluye los servicios de Movo, también vivió incremento muy pronunciado de los viajes. En concreto, la noche del 8 de mayo marcó un hito al convertirse en la que registró el mayor aumento en la solicitud de viajes en la historia de la compañía respecto a semanas anteriores.

En el caso de Madrid, la demanda de motos se multiplicó por cinco en el periodo comprendido entre las 00:00 y las 06:00 de la mañana. Una franja en la que los mayores incrementos intersemanales llegaron entre las 03:00 y las 05:00 horas de la mañana.

Por su parte, en Barcelona entre las 00:00 de la noche y las 06:00 horas de la mañana, el crecimiento de la demanda se disparó un 620%. Es decir, se multiplicaron por siete los viajes en comparación a los momentos del estado de alarma.

Evolución difícilmente predecible

Tras este primer fin de semana queda por desvelar la incógnita de si este comportamiento de la movilidad entra dentro de lo anecdótico o, por el contrario, se va a mantener durante las próximas semanas. Los datos del próximo fin de semana darán respuesta a esta incógnita. 

En ello influirá sobremanera la puesta en marcha de nuevas restricciones. En el nuevo contexto abierto tras la caída del estado de alarma, ya se están registrando diferentes criterios por parte de los tribunales de diferentes Comunidades Autónomas. Durante los próximos días será el turno de que el Tribunal Supremo entre en escena para unificar criterios.

De cualquier manera, la noche del 8 de mayo ya quedará como punto de inflexión para la movilidad en España. Independientemente de la velocidad a la que lo haga, se espera que, paulatinamente, los índices de movilidad vayan creciendo. Si se mantiene la buena evolución de la pandemia, el próximo mes de septiembre será clave para entender cómo se configura el nuevo mix de la movilidad en España post-Covid.