Lucas Jackson Thomson Reuters

Mercados

Wall Street se enfrenta a otra sesión de recortes con desplome para Netflix

Las previsiones de la plataforma de entretenimiento se quedan por debajo de las estimaciones de mercado y sus acciones caen con fuerza.

21 enero, 2022 16:42

Noticias relacionadas

Wall Street vuelve a vestirse de rojo una jornada más. La desilusión de los inversores con las cuentas y previsiones de negocio de Netflix se contagia entre las grandes tecnológicas y amenaza con condenar a varios índices a su peor semana en más de un año. Ni siquiera la relajación de los tipos de los bonos suaviza las caídas.

Una vez superado el miedo inicial a una eventual retirada de estímulos monetario más ágil de lo anunciado hasta ahora por la Reserva Federal de EEUU (Fed), vuelve a respirarse cierta paz en los mercados de renta fija. El bono a diez años de la primera economía del mundo vuelve a distanciarse un poco más de la cota clave del 2% y este viernes ronda tipos del 1,75%.

A pesar de este alivio, se imponen las ventas en la Bolsa de Nueva York ante la falta de entusiasmo que están generando las cuentas de las compañías más ágiles en publicar sus balances anuales. El Dow Jones cae un 0,5% hasta los 34.500 puntos. Un 1,1% se deja el S&P 500, en torno a los 4.400 puntos. Mientras, el tecnológico Nasdaq sufre casi un 2% a la baja y perfora los 13.900 puntos.

Así abre Wall Street Eduardo Bolinches

El hecho de que la única referencia de cierto calado macroeconómico que veía la luz este viernes haya clavado la previsión de los expertos tampoco daba motivos para aliviar las caídas. Un paso por caja muy generalizado que sigue la estela de Europa en una sesión en la que, además, se produce el primer vencimiento mensual de derivados del año.

El índice principal de la Conference Board se queda en el 0,8% en su lectura de diciembre. Esa es la cota que habían vaticinado los expertos y que mejora solo por una décima porcentual su anterior lectura, cuando se quedó corta frente a las estimaciones de consenso.

Estampida en Netflix

Con estos ingredientes, el foco de la sesión se dirige con todo su peso hacia Netflix. La plataforma ve sus acciones caer un 24% después de haber dado cuenta de un beneficio neto de 5.116 millones de dólares. Aunque la cifra supone un 85,2% más que hace un año, lo que decepciona son sus números de suscripción.

El gigante tecnológico espera incrementar su cifra de abonados en 2,5 millones a lo largo del primer trimestre del año, un volumen que representa una fuerte desaceleración del crecimiento respecto de los 8,29 millones de abonados que ganó en los tres últimos meses de 2021. Un frenazo que incluso supera el que los últimos informes venían previendo recientemente.

Intel esquiva el golpe

Sin salir del sector, Intel es noticia por el anuncio de que tiene previsto invertir 20.000 millones de dólares en la construcción de dos fábricas de chips en Ohio (EEUU). Una iniciativa con la que espera crear hasta 10.000 empleos en la región. Además, prevé que sea suficiente como para hacer frente a la elevada demanda de semiconductores. Con estos planes consigue sumar un 1% a contracorriente a su cotización en bolsa.

Una vez más, la cabecera de Banco Santander en EEUU ha comunicado que amplía el plazo para hacerse con las acciones de su filial Consumer USA que escapan de su control. En esta ocasión, la fecha límite de aceptación de la opa se desplaza hasta el 27 de enero y es la decimocuarta vez que procede a una extensión de este tipo.

Peloton rebota

En sentido opuesto a lo que ocurre en Netflix, este viernes es día de remontada para Peloton Interactive. Las acciones de la compañía de tecnología del deporte consiguen sumar un 5% tras el desmentido de que su directiva estaría programando paros de producción y despidos debido a una compleja situación financiero. Unas informaciones que en la recta final de la sesión del jueves se tradujeron en un desplome del 23% para sus títulos.