POOL Thomson Reuters

Mercados

Jerome Powell, presidente de la FED, acusado de vender acciones utilizando información privilegiada

La acción tuvo lugar un día antes de que Trump anunciara su positivo por Covid.

18 octubre, 2021 17:25

Noticias relacionadas

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, vendió entre 1 millón y 5 millones de dólares en acciones de su cuenta personal el 1 de octubre de 2020, según los formularios de divulgación (que nunca son exactos en el volumen, se notifican por rangos). En concreto, Powell vendió un fondo de renta variable denominado Vanguard Total Stock Market Index Fund, según American Prospect.

Octubre resultó ser el peor mes del mercado de valores desde marzo de 2020, cuando comenzó la pandemia. La venta de acciones de Powell se produjo en un contexto en el que el presidente Trump se resistía a un nuevo paquete de estímulo económico que se necesitaba con urgencia. Un día después de la venta, Trump anunció al público que había dado positivo por Covid.

Los registros de reuniones muestran que Powell había estado en contacto con el secretario del Tesoro Steven Mnuchin cuatro veces el 1 de octubre. Powell había estado presionando a la administración para que apoyara más estímulos fiscales, de modo que la única responsabilidad de rescatar la economía no recaería en la Fed y la política monetaria.

Llueve sobre mojado

Esto se suma a otras polémicas que hemos ido contando aquí sobre actividades sospechosas de ser poco éticas de otros miembros de la Fed y que llevaron a la dimisión de dos directores regionales. También, como advertimos, detrás hay un interés por parte del Partido Demócrata, en torpedear la posible renovación de Powell en febrero.

De hecho, American Prospect es un medio perteneciente a la corriente más progresista de dicho partido, que ya han declarado abiertamente que prefieren a Brainard como candidata a suceder al republicano Powell.

El presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, y el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, se vieron obligados a jubilarse anticipadamente como resultado de la divulgación de sus operaciones. El vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, también fue criticado por la negociación de acciones. Las otras operaciones son ahora objeto de investigaciones por parte del propio inspector general de la Fed y la SEC.

En un discurso el 6 de octubre, después de su venta de acciones, Powell advirtió que la falta de promulgación de estímulos podría tener consecuencias económicas "trágicas". Dijo: "La expansión aún está lejos de completarse... Demasiado poco apoyo conduciría a una recuperación débil, creando dificultades innecesarias".

Un día después, el 7 de octubre, se publicaron las actas del Comité Federal de Mercado Abierto que establece las políticas de la Fed, lo que confirma las preocupaciones de la Fed combinadas con su política continua de tasas de interés muy bajas y compras masivas de bonos.

La venta de acciones se produjo después de la reunión del Comité de Mercado Abierto del 15 al 16 de septiembre, pero antes de que las actas de esa reunión fueran publicadas el 7 de octubre. En ellas se decía:

“Los participantes continuaron viendo la incertidumbre en torno a las perspectivas económicas muy elevada, con la trayectoria de la economía muy dependiente del curso del virus; sobre cómo respondieron las personas, las empresas y los funcionarios públicos; y sobre la eficacia de las medidas de salud pública para abordarlo. Los participantes mencionaron varios riesgos a la baja que podrían amenazar la recuperación". 

Según su declaración de divulgación financiera de 2020, que brinda rangos de riqueza personal, el patrimonio neto de Powell está entre 20 millones y 55 millones de dólares (seguro que, tras las subidas bursátiles del último año, su patrimonio ha crecido).

Powell también realizó otras transacciones más pequeñas de acciones y bonos durante 2020, como lo ha hecho en años anteriores. Por ejemplo, vendió una cantidad más nominal del fondo de capital Vanguard, entre 50.000 y 100.000 de dólares, el 21 de septiembre de 2020.

Las transacciones más pequeñas incluyeron principalmente bonos y fondos de bonos, todos por debajo de 250.000 dólares y la mayoría en el rango de 1.000 a 50.000 dólares. Algunos de ellos pueden tener que ver con el reequilibrio automático de la cartera. Powell realizó 26 intercambios en total en 2020, siete ventas y 19 compras

Pero la operación del 1 de octubre se destaca por su tamaño y oportunidad.

No hay nada ilegal, pero...

Según las leyes actuales, los altos funcionarios de la Fed no tienen que depositar sus activos en un fideicomiso ciego sobre el que no tienen control, a pesar de su conocimiento del funcionamiento interno de la economía. 

El código de conducta de la Fed para altos funcionarios sostiene que "las transacciones financieras personales deben ser irreprochables, y la información obtenida por ellos como funcionarios del Sistema nunca debe utilizarse para beneficio personal". 

El código dice que no se deben realizar compras o ventas de valores durante el período de bloqueo del Comité Federal de Mercado Abierto, que comienza el segundo sábado antes de una reunión del FOMC y termina el jueves siguiente. 

Ninguna de las ventas de Powell ocurrió durante los períodos de bloqueo de 2020, aunque la gran venta de acciones del 1 de octubre se realizó durante un período en el que el público no estaba al tanto de las actas de la reunión más reciente de la Fed.

Independientemente de los períodos de bloqueo, continúa el código de conducta, los funcionarios de la Fed “deben evitar cuidadosamente participar en cualquier transacción financiera cuyo momento pueda dar la apariencia de actuar sobre la base de información privilegiada relacionada con las deliberaciones y acciones de la Reserva Federal... Deben tener cuidado de evitar cualquier trato u otras conductas que puedan transmitir incluso una apariencia de conflicto entre sus intereses personales, los intereses del Sistema y el interés público ".

Poco que añadir. La Fed de momento no ha hecho ningún comentario a estas noticias.