TYRONE SIU Thomson Reuters

Mercados

Evergrande ya no asusta tanto, aunque su quiebra se da por casi segura

Es difícil encontrar implicados directos en Occidente de una posible quiebra.

21 septiembre, 2021 11:15

Noticias relacionadas

Hoy las acciones de Evergrande han vuelto a ceder posiciones en la bolsa de Hong Kong si bien no han alcanzado los mínimos de 11 años que sí marcaron ayer.

Tras las sucesivas rebajas de rating de las últimas semanas que situaban a su deuda como de alta probabilidad de impago, S&P Global Ratings echó un nuevo jarro de agua fría sobre la empresa descartando una intervención estatal:

Es poco probable que China Evergrande Group reciba apoyo directo del gobierno y está al borde de incumplir los próximos pagos de deuda”. 

También cree que sus problemas podrían afectar aún más la confianza de los inversores en el sector inmobiliario de China y en los mercados crediticios con calificación basura en general. 

Esto no ha evitado que el Hang Seng rebote hoy, así como otras empresas del sector en lo que puede ser un simple movimiento técnico tras el desplome de ayer.

Festivo por el Festival del Medio otoño

Al ser festivo en el país desde el domingo hasta hoy, la Bolsa de Shanghai lleva cerrada desde el viernes pasado. Esto ha podido magnificar los movimientos de las cotizadas y del índice hongkonés.

En cualquier caso, la clave sigue siendo lo que ocurrirá con los vencimientos de deuda más cercanos y por los que ya está dejando de pagar los intereses.

El principal de lo que vence, sólo en este último trimestre, es de 5.600 millones de dólares.

Los últimos cruces de esta deuda en el mercado secundario se hacían por un 20% de su valor nominal, así que hay expectación por ver qué pasará mañana cuando acabe el festivo chino y vuelvan a negociarse... o no.

También si, contradiciendo a S&P, el gobierno decide intervenir directamente y rescatar de alguna manera a Evergrande, es más probable que lo haga mañana que hoy.

Por otra parte, Hui Ka Yuan, presidente de la promotora, en una carta dirigida a la plantilla este martes, ha afirmado que "confía en que la empresa saldrá de su momento más oscuro".

También se ha comprometido a entregar los proyectos inmobiliarios según lo prometido, y cumplir con sus responsabilidades con los compradores de inmuebles, con los inversores, los socios y las instituciones financieras.

Contagio limitado

A pesar del desplome bursátil del lunes, los inversores han calmado mucho los ánimos al comprobarse que no hay colaterales de deuda de Evergrande que puedan salpicar el sistema financiero occidental.

Así pues, la comparación con Lehman Brothers resulta algo exagerada, ya que el impacto lo sufrirá, sobre todo, la economía china, y más en concreto su sector inmobiliario y crediticio.

Por otra parte, incluso hay quien opina que una bajada de precio de algunos materiales industriales como la que ocurrió ayer, podría ayudar a contener la espiral inflacionista global.

Eso, unido a una corrección bursátil, podría retrasar las ganas de los bancos centrales de empezar los recortes de estímulos.