SERGIO PEREZ Thomson Reuters

Tecnología

Telefónica, Orange y Vodafone calientan motores para la próxima subasta 5G con MásMóvil jugando al despiste

La operadora amarilla todavía no toma oficialmente la decisión, pero pocos creen que finalmente se presente a la puja.

9 junio, 2021 02:14

Noticias relacionadas

Las grandes operadoras de telecomunicaciones cierran los últimos flecos para comenzar la puja de la banda de 700 MHz que comenzará el próximo 21 de junio, según publicó el Gobierno en los pliegos de la subasta.

Este espectro será clave en el despliegue industrial y la capilaridad de la nueva tecnología 5G. Del mismo modo, esta puja definirá el futuro más inmediato del nuevo ecosistema de redes móviles de las compañías que operan en España.

Una subasta en la que se presentarán Telefónica, Vodafone y Orange. Las tres grandes operadoras tienen pilotos en marcha con expectativas de desarrollar el 5G en el mundo empresarial, por lo que es clave conseguir una buena participación en la banda de 700 MHz.

No obstante, las fuentes consultadas indican que no habrá locuras y que pujarán sólo lo razonable y siempre en base a criterios económicos. Si las pujas se elevan demasiado, no están dispuestos a invertir más allá del límite que pone su propia rentabilidad. 

Por otro lado, es muy probable -salvo sorpresa mayúscula- que MásMóvil y Euskaltel no se presenten a la subasta. La operadora vasca está a la espera de recibir la autorización de la CNMV, la CNMC y el Gobierno para la opa presentada por MásMóvil, por lo que tiene en stand by cualquier inversión en el corto plazo.

Opa de Euskaltel

Por su parte, la operadora amarilla también está a la espera de estas autorizaciones e, incluso, llegó a pedir que se retrasara esta subasta a la espera de que se resolviesen estas autorizaciones.

Por otro lado, MásMóvil ha sido una de las operadoras más críticas con todo este proceso. En el sector dan por descontado que no se presentará aunque oficialmente en la compañía confirman a Invertia que todavía "no hay ninguna decisión tomada". 

Con todo, el pliego publicado por el Gobierno ha establecido tres condiciones que no encajan con las peticiones iniciales de MásMóvil: el precio que no ha sido rebajado considerablemente; hay obligaciones más rígidas de cobertura y con reglas que endurecen el mercado mayorista.

El Gobierno rebajó hasta los 995,5 millones de euros el precio de salida de la subasta de 700 MHz. Una reducción del 15% respecto de los 1.170 millones que se estableció en el proceso de audiencia pública y un guiño a las operadoras de telecomunicaciones que criticaron el elevado valor inicial.

Estamos hablando de una subasta de espectro, por lo que estos 995,5 millones de euros son sólo el precio de salida. En la medida en que las pujas sean más numerosas y se prolonguen en el tiempo, el precio final a pagar por los operadores podría ser mucho más elevado.

Cobertura

En cualquier caso, estamos lejos de los 2.100 millones que el Ministerio de Hacienda se marcó como objetivo recaudatorio en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021.

MásMóvil ha pedido históricamente que las subastas de 5G equilibren la balanza hacia los operadores más pequeños como una manera de fomentar la competencia. Es por ello por lo que un coste elevado de las licencias, para una compañía con menor facturación que su competencia, juega en su contra.

Algo similar a lo que pasa en las obligaciones de cobertura. El pliego del Ministerio de Asuntos Económicos indica que se han detallado de manera más precisa al incluir el listado con los municipios, aeropuertos, puertos, estaciones de ferrocarril y autopistas concretos a los que los operadores deben extender la cobertura con cada concesión.

Asimismo, se incluyen las fechas exactas de los hitos temporales en los que se debe cumplir con dichas obligaciones de cobertura. Esto último significa que las operadoras tienen plazos más reducidos de cobertura para desplegar redes 5G con las nuevas licencias conseguidas. 

En este punto, MásMóvil tiene menos ingresos que sus competidores y, tras la opa de sus dueños de hace un año y los 2.000 millones que han ofrecido por Euskaltel, sus recursos han quedado bastante limitados.

Banda de 3,5 GHz

Del mismo modo, se han establecido limitaciones para la venta de espectro en el mercado secundario. "No se podrán efectuar operaciones de transferencia de títulos habilitantes o cesión de derechos de uso del dominio público radioeléctrico obtenidos en esta subasta hasta transcurridos dos años desde que inicie el plazo de vigencia de la concesión", dice la normativa.

Por otro lado, se han establecido nuevas fórmulas de alquiler de espectro en el mercado mayorista en el que no se establecen precios de entrada, sino que se abre la puerta a la negociación entre compañías.

En cuanto a espectro, hasta el momento sólo se ha adjudicado la banda de 3,5 GHz en verano de 2018 por 437,65 millones de euros. Hasta el momento, Telefónica cuenta con 90 MHz, el 30% de la cuota de mercado; Orange, 100 MHz, el 27% del mercado; Vodafone, con 90 MHz, el 25%, y MásMóvil, 80 MHz, el 10%.