Juan Medina Thomson Reuters

Tecnología

KKR, Cinven y Providence presentan una OPA por MásMóvil de hasta 2.963 millones de euros

Los fondos ofrecen 22,5 euros por acción a los actuales accionistas de la operadora de telecomunicaciones.

1 junio, 2020 08:36

KKR, Cinven y Providence han confirmado este lunes la presentación de una oferta pública de adquisión (OPA) para quedarse con el control de MásMóvil, la operadora española de telecomunicaciones que debutó hace un año en el Ibex 35. En un hecho relevante lanzado a primera hora de este lunes los fondos de inversión confirman una oferta de 22,5 euros por acción por hasta 2.963 millones de euros. A cierre de mercado del viernes la capitalización bursátil de la compañía no superaba los 2.400 millones.

El objetivo de la operación es realizar una oferta en acuerdo con actuales accionistas y con el objetivo de mantener el actual equipo gestor liderado por Meinrad Spenger. Una prueba de ello es que los nuevos accionistas mantendrán el plan de incentivos de los actuales directivos de MásMóvil. El interés de KKR, Cinven y Providence es rentabilizar su inversión -en medio del convulso momento que atraviesan las operadoras de telecomunicaciones- pero no tener una influencia significativa en la gestión.

La efectividad de la oferta está sujeta a la aceptación de la OPA por un número de acciones de MásMóvil que represente, al menos, el 50% del capital de la operadora. La operación está avalada por Barclays, BNP Paribas y Morgan Stanley  por un importe de 987,9 millones de euros cada uno de ellos. 

La OPA valora la compañía por encima de los 2.900 millones de euros, lo que supone pagar una prima superior al 20,5% respecto del cierre del viernes, en 18,72 euros. Este mes de junio se cumple un año desde el debut de MasMóvil en el Ibex 35, un periodo en el que sus acciones han caído un 6% lastradas por la crisis del sector y el impacto del Covid en todos los mercados bursátiles.

Como confirmó Invertia este domingo la idea era presentar la oferta los primeros días de junio, aprovechando la desescalada de la economía española y del sector de telecomunicaciones que desde el lunes volverá a la normalidad, ya sin las limitaciones para generar portabilidades ni arrebatar clientes a sus competidores, un mercado en el que MásMóvil crece más que cualquier otra teleco.

Accionistas de la operadora

El primer accionista de MásMóvil es la familia Ybarra que a través de su family office Onchena, controla el 13% de la operadora. Un porcentaje heredado de la compra de Yoigo en 2016. Le sigue el fondo Providence con un 9,2%, Global Portfolio Investment con un 8,1%, Blackrock con un 5,4% y Capital Research con un 3,1%. En bolsa (free float) hay actualmente un 52,7%. 

De ellos, los dos fondos dicen que han firmado compromisos de venta con el que representan el 29,56% del actual capital en el que se encuentran Onchena, Key Wolf, Inveready, Estiriac. Todos ellos con compromisos "irrevocables" dicen los interesados en su propuesta remitida a la CNMV. A ellos hay que sumar el 9,1% que tiene en estos momentos Providence. 

Este compromiso carecerá de validez si se presenta una contraoferta de otro interesado que supere los 26 euros por acción. Esto hace suponer que éste sería el límite que la compañía está dispuesta a pagar en el caso de que surja un competidor para la operación. Si la operación no se realiza KKR, Cinven y Providence se han comprometido a pagar 22,6 millones en concepto de indemnización. 

La oferta no es de exclusión, pero sin perjuicio de ello y en el supuesto de que se cumplan los requisitos previstos por la ley del mercado de valores, los fondos oferentes ejercitarán el derecho de venta forzosa de las restantes acciones de MásMóvil al precio de la oferta.

La ejecución de la operación de venta forzosa resultante del ejercicio del referido derecho dará lugar a la exclusión de las acciones de MásMóvil de cotización en las bolsas de valores. Dicha exclusión de cotización será efectiva en la fecha en la que la operación de venta forzosa se liquide.

Movimientos del sector

El confinamiento no ha sentado nada mal para las operadoras de telecomunicaciones en España. Si en mayo Telefónica cerraba la fusión de sus negocios en Reino Unido con Liberty en una operación superior a los 40.000 millones, ahora es MásMóvil la que mueve ficha.

La compañía tiene un ambicioso plan de crecimiento y de inversión en despliegue de redes de fibra óptica, pese al impacto del Covid. La operadora confirmó que registrará un Ebitda ajustado de 570 a 600 millones y un margen Ebidta ajustado del 30% al 32% para este 2020, unas cifras que crecerán hasta los 670-700 millones y un margen del 32%-34% en 2021.

También se mantuvieron los objetivos de Capex a pesar de los esfuerzos adicionales de inversión en red relacionados con el Covid-19. De esta manera, el objetivo sigue siendo de 295 millones y 255 millones para 2020 y 2021 respectivamente.

La operadora de telecomunicaciones presidida por Meinrad Spenger ganó 22 millones durante el primer trimestre del año, igual que en el mismo periodo del año anterior. La facturación total llegó a los 445 millones de euros entre enero y marzo de este año, un 16% más pese al impacto del coronavirus en la economía.

La única variable de que dudan los inversores es la deuda de MásMóvil. En el último año la deuda neta de la compañía ha aumentado en 600 millones hasta los 1.845 millones. Este crecimiento se produjo por la compra del convertible de Providence, lo que ha garantizado en gran medida que se haya podido realizar esta actual OPA.