uber movil

uber movil

Movilidad

Uber y Cabify vencen al taxi: regalar viajes no supone competencia desleal

La CNMC también descarta que ambas plataformas puedan hacer concertación de precios con las empresas de VTC. 

6 junio, 2020 02:38

La guerra del taxi ha pasado de las calles a los tribunales y los organismos reguladores. La última batalla se ha librado en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Allí se ha dirimido que el hecho de que las plataformas de vehículos de alquiler con conductor (VTC) realicen promociones regalando viajes gratis a sus usuarios no supone un acto de competencia desleal. 

El dictamen de la CNMC, al que ha tenido acceso Invertia, se refiere a la promoción que Uber y Cabify realizaron el pasado 26 de septiembre de 2018. En ella regalaban un viaje gratis a cada uno de sus clientes en señal de protesta por el decretazo contra las VTC que preparaba el Gobierno de José Luis Ábalos. Una acción que fue demandada por la Federación Española del Taxi y que, ahora, casi dos años después, se considera "no probada". 

Según la resolución, se trata de una "campaña puntual" en la que se especifica que es una acción centrada en "unas horas del día". Una oferta cuyo impacto resulta casi "imperceptible en términos económicos para el taxi" dado que en el segmento de la precontratación a través de app "el único en el que compiten VTC y taxi, el último no ostenta una cuota significativa".

Datos de mercado

Para ello la CNMC ha analizado datos de la propia Uber, de Cabify y también de Mytaxi. ¿Y qué dicen? Básicamente que ese 26 de septiembre MyTaxi realizó un 9% más de trayectos respecto al mismo día de la semana anterior; Cabify disminuyó un 7% y Uber cayó un 2%. Por tanto, dice el dictamen, "la tendencia en términos de trayectos realizados por cada uno de los operadores se mantuvo". 

Descarta también que la oferta promocional pudiera suponer un abuso de posición dominante, tal y como insisten los abogados de Fedetaxi. Dice el regulador que estamos ante "una campaña de promoción puntual" y, por tanto, "no tiene capacidad de restringir la competencia". 

El documento va un paso más allá e indica que, incluso aunque existiera una situación de posición dominante, el regalo de viajes durante unas horas concretas del 26 de septiembre no supondría ningún tipo de abuso. 

Para ello recuerda que, según los datos aportados por las propias operadoras, Cabify tiene una cuota de mercado que está entre el 40 y el 50%; Uber entre el 30 y el 40%; MyTaxi entre el 10 y el 15%, mientras que PideTaxi o Taksee tienen entre un 0 y un 5% cada una. 

Uno de los taxi de la flota de taxis de Madrid.

Uno de los taxi de la flota de taxis de Madrid.

Una "estructura de mercado que "nos conduce a afirmar (junto a los hechos)  que no cabe interpretar una intención exclusionaria de las empresas denunciadas". 

Por último, Fedetaxi insistía en que la promoción de los dos grandes actores de las VTC podría ir contra el artículo 3 de la Ley de Defensa de la Competencia. Es decir, un falseamiento de la libre competencia por actos desleales. En concreto, por ventas por debajo de coste. Pues bien, tampoco habría nada en este campo, según la CNMC. 

En concreto, dice el escrito al que ha tenido acceso Invertia, "resulta evidente el carácter promocional de la oferta [...] se puede descartar el descrédito hacia un competidor [...] y, además, la aplicación de puntuales descuentos similares parece ser una práctica habitual entre los competidores en el mercado afectado, como es el caso de MyTaxi". 

No es la única cuestión que ha analizado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. También se pronuncia acerca de la posibilidad de que Uber y Cabify pudieran estar haciendo concertación de precios con las empresas de VTC que componen las flotas de vehículos con las que prestan sus servicios. 

Uber

Uber

También descarta esta posibilidad dado que "las plataformas de intermediación utilizan un algoritmo que ajusta de manera dinámica y automática la oferta a la demanda y no contratan conductores de manera directa, sino que ofrecen sus servicios a las diferentes empresas de VTC que operan en el mercado".

Recuerda además que ni Uber ni Cabify "exigen exclusividad a sus clientes - conductores" y que, además, como se ha demostrado de la actividad internacional de estas plataformas es que "persiguen intereses propios y no comparten sus beneficios o pérdidas con las empresas de VTC ".