El canciller alemán, Olaf Scholz

El canciller alemán, Olaf Scholz Europapress

Energía

Alemania se hundirá un 7,9% en 2023 si el invierno es frío y hay escasez de gas, según institutos alemanes

El cierre del gas ruso incrementa el riesgo de que el almacenamiento en el invierno no sea suficiente, dicen IFO, DIW, IfW, IWH, y RWI.

29 septiembre, 2022 18:31

Los principales institutos de Alemania de previsión económica han emitido un informe conjunto en el que prevén una contracción sin precedentes del 7,9% del producto interior bruto (PIB) del país en caso de se materialicen una serie de riesgos a la baja.

"El reducido suministro de gas desde Rusia ha eliminado una parte importante del suministro y ha incrementado el riesgo de que el restante y los volúmenes de almacenamiento en el invierno no sean suficientes para cumplir con la demanda", han avisado los institutos IFO de Munich, DIW de Berlín, IfW de Kiel, IWH de Halle y RWI de Essen.

De esta forma, en el escenario más negativo y de riesgo, en el que el país no logra reducir su consumo de gas, existe una escasez de suministro y el invierno es especialmente frío, los institutos estiman que la economía caerá un 7,9% en 2023, mientras que en 2024 se hundirá otro 4,2%.

[Alemania podría nacionalizar la principal compañía de gas del país, Uniper, mientras empeora la crisis energética]

Incluso, el regulador de la red gasista alemana ha llegado a decir que "el consumo reciente de gas de los hogares es demasiado alto para seguir siendo sostenible".

No obstante, el escenario base es diferente. Los institutos esperan un crecimiento económico del 1,4% este año, frente al 2,5% previsto hace tres meses, mientras que para 2023 se registrará una recesión del 0,4%. En junio, estimaban un crecimiento del 3,7%. La perspectiva para 2024, la primera que se realiza para dicho año, ha quedado fijada en el 1,9%.

[Europa se prepara para el próximo invierno comprando gas a España que exporta un 272% más a Francia en un mes]

Además, dentro de estas previsiones base, los institutos consideran que la inflación media en Alemania para este año será del 8,4%. En 2023, debido a la situación energética, se acelerará aún más hasta una media del 8,8%, aunque para 2024 retrocederá hasta el 2,2%. Es una abultada diferencia en comparación con junio, cuando los organismos preveían una inflación del 6,8% este año y del 3,3% en 2023.