Emmanuel Macron y Pedro Sánchez, enfrentados por el gasoducto MidCat.

Emmanuel Macron y Pedro Sánchez, enfrentados por el gasoducto MidCat. Arte EE

Energía

Lucha por hacerse con el liderazgo del hidrógeno verde: Francia ‘tapona’ la incipiente industria española

El sector nuclear en Francia es la tercera industria del país, con 3.000 empresas y el 6,7% del empleo. Su electricidad podría producir hidrógeno.

25 septiembre, 2022 02:26

No hay duda de que la crisis energética empujada por la guerra rusa en Ucrania y las amenazas de corte del gas ruso están acelerando la carrera en Europa por producir hidrógeno verde. 

Quien haga antes los deberes podría liderar un sector que promete ser el vector energético que sustituya a los combustibles fósiles en industria, movilidad y electricidad. España tiene todas las papeletas pero tiene un obstáculo: su poca interconexión con Europa, que debe pasar por Francia.

La Comisión Europea esta misma semana ha autorizado la concesión de ayudas públicas nacionales por valor de 5.200 millones de euros para poner en marcha iniciativas de interés común europeo, cuyo objetivo es impulsar el despliegue del hidrógeno verde. En el plan participan un total de 13 Estados miembros.

[De Gaulle Mató el Lacq-Irún y Macron 'Prohíbe' el MidCat: la Enésima Jugada de Francia para Aislar a España]

Y entre esos países se encuentran los dos antagonistas históricos en sus relaciones económicas y energéticas: Francia y España. Nuestro país aporta un total de siete proyectos y nuestros vecinos galos, solo dos.

Potencial del hidrógeno en España

Programas piloto, inversiones masivas y objetivos ambiciosos: en España se multiplican los proyectos en el sector del hidrógeno verde, considerado fundamental para descarbonizar la economía. Una bendición para nuestro país, en plena fiebre mundial por esta energía tan codiciada.

Proyectos de hidrógeno aprobados por la UE

Proyectos de hidrógeno aprobados por la UE Comisión Europea.

El 20% de los nuevos proyectos de producción de hidrógeno verde anunciados a nivel mundial fueron en España, el segundo país más dinámico en este sector por detrás de Estados Unidos (51% de los nuevos proyectos), según Wood Mackenzie.

"España se ha convertido en un país muy atractivo para el hidrógeno verde", dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en Madrid a mediados de mayo, elogiando el surgimiento de un sector "competitivo a gran escala".

Para España, la situación es envidiable porque tiene un sector renovable ya desarrollado y recursos solares y eólicos muy importantes. El Gobierno lanzó en mayo de 2021 un plan de apoyo de 1.500 millones de euros al sector, financiado por el plan de recuperación europeo. La inversión privada podría sumarse con 8.900 millones para 2030.

HyDeal España

Todas las grandes empresas energéticas españolas se han sumado, incluidas Iberdrola, Repsol y Enagás, al plan del gigante siderúrgico ArcelorMittal y el fabricante de fertilizantes Fertiberia de crear un enorme proyecto de producción de hidrógeno verde, el HyDeal.

[Naturgy, Enagás y 30 empresas europeas desarrollan un 'megaproyecto' de hidrógeno]

Será un complejo situado en Asturias con unos 15 parques solares y capaz de producir 330.000 toneladas de hidrógeno al año en 2030. Es el mayor proyecto de este tipo en el mundo a día de hoy, según la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena).

Industria energética en Francia

Frente a este poderío, las energéticas en Francia también quieren estar en la carrera del hidrógeno verde: Air Liquide, EDF, Engie, Faurecia, Michelin, Plastic Omnium, Total, Schlumberger, Vallourec, Vicat y otros como Vinci.

Pero Francia no solo mira al hidrógeno producido con energías renovables (de las que, por otra parte, está en clara inferioridad respecto a España), también apuesta por producirlo con sus nucleares. No es extraño. Mientras que en España el 49,6% de la generación elécrica se produce con renovables, en Francia solo es el 26%, y mientras que la nuclear en España representa el 21,5% del total, en Francia sube hasta el 69%, con datos de 2021.

Sector de excelencia, la energía nuclear es también el tercer sector industrial de Francia. Con 3.000 empresas en todo el país, más de 220.000 trabajadores (el 6,7% del empleo industrial), esta industria podría generar muy pronto una nueva ola de empleos, si se impulsan los nuevos planes nucleares del presidente del país, Emmanuel Macron. En febrero de 2022, anunció la creación de una nueva flota de seis reactores EPR, cuya construcción comenzará en 2023.

De seguir adelante, se requeriría la contratación de nada menos que 30.000 personas más (10.000 en operación y mantenimiento y 20.000 en las obras de construcción de reactores).

Interconexiones de hidrógeno

Y de esos barros, estos lodos. Francia tiene que proteger su industria, no solo la que pudiera ser en el futuro del hidrógeno, sino también la nuclear, y España solo tiene una barrera para poder crecer: las interconexiones hacia Europa, que tienen que cruzar, sí o sí, por los Pirineos.

En GRT Gaz, una filial de Engie, responsable de la mayor parte de la red gasista francesa, no ven necesidad de ampliar las interconexioness gasistas actuales, para en el futuro transformarlas en hidrógeno.

Si España tiene un potencial y proyectos que podrían justificar un corredor francés, GRT Gaz considera que "también hay que tener en cuenta el potencial del norte de Europa".

Para Thierry Bros, profesor de Sciences Po Paris, experto internacional en gas y ex alto funcionario a cargo de la seguridad energética en Francia, MidCat es una mala solución a dos malas decisiones: "la de España de construir demasiadas terminales de GNL y la de Alemania de no tener ninguna".

Y además, señala que el proyecto beneficiaría principalmente a Alemania. "No hay razón para que los franceses y los españoles paguen por una infraestructura que beneficiaría, sobre todo, a los alemanes". Si España quiere que este proyecto sea financiado por la Unión Europea, en realidad, "debería ser Alemania quien lo hiciera", asegura.