Sede de Naturgy en Madrid.

Sede de Naturgy en Madrid.

Energía

El Gobierno aprueba la opa de IFM sobre el 22% de Naturgy y le obliga a mantener el empleo y el control de sus filiales

La autorización del Ejecutivo se produce tras cumplirse cinco meses de la presentación de la oferta del fondo australiano.

3 agosto, 2021 13:33
Fernando Cano Elena Lozano

Noticias relacionadas

Luz verde a la opa del fondo australiano IFM para adquirir hasta un 22,69% del capital de Naturgy. El Consejo de Ministros de este martes ha dado el plácet a la operación algunas semanas antes de lo previsto por la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, y antes del receso gubernamental por vacaciones.

"Esta operación es probablemente una señal de confianza de los inversores exteriores en la economía española. El Gobierno es plenamente consciente de que esto debe hacerse con todas las garantías y cautelas. Queremos que la inversión exterior estable con vocacióon de permanencia", ha dicho la vicepresidenta tercera Teresa Ribera en la rueda posterior al Consejo de Ministros.

La aprobación se hace "con condiciones" aunque no serán demasiado restrictivas ya que el Gobierno de Pedro Sánchez busca consolidar la llegada de inversores extranjeros a nuestro país. 

Más concretamente, el Ejecutivo obliga a IFM a apoyar con su voto en el consejo de administración y en la junta de accionistas la inversión de la compañía en proyectos de transición ecológica, el mantenimiento de la sede en España y de una parte significativa de la plantilla en el país, así como una política de dividendos "prudente".

También deberá dar su visto bueno a una política prudente de endeudamiento externo, de forma que se permita que las ratios de endeudamiento no sean superiores a las recomendadas por la CNMC. Estas condiciones estarán en vigor durante los próximos cinco años.

Control de las filiales

Además, durante tres años IFM debe comprometerse a no apoyar ninguna propuesta de desinversión (más allá de las que ya se han presentado en el marco del Plan Estratégico) que implique la pérdida de control de las filiales por parte de la junta de accionistas.

En el caso de que IFM incumpla estas condiciones, el Ejecutivo revocará su autorización a la operación y deberá enfrentarse a las consecuencias de haber cometido una infracción grave a la legislación.

La opa se aprueba pese a que los principales accionistas como Criteria Caixa y los propios gestores de la compañía han señalado que estamos ante una oferta "no buscada". De hecho, el presidente de Naturgy presentó hace unos días el nuevo Plan Estratégico de la energética, sin esperar el desembarco de IFM.

"Una compañía necesita un plan. Si vamos a invertir 14.000 millones debemos saber dónde van, cuál es el futuro para captar, retener y potenciar talento. No podemos estar pendiente de una iniciativa que viene de fuera", ha sentenciado. Reynés aseguró que el plan es necesario también para dar certidumbre a "toda la plantilla" y para "alinear la motivación y el compromiso".

Por su parte, Criteria ha decidido seguir apostando por la compañía y ha rechazado acudir a la oferta. De esta manera, dos meses después de haber comenzado a incrementar posiciones en la energética, el brazo inversor de Caixa rozó el 26% de su capital social el pasado 20 de julio.

Accionistas de Naturgy

De esta manera, su cartera ya abarca un 25,94% de su participada. Estas adquisiciones se vienen produciendo por bloques desde el pasado 18 de mayo. Ese día, Criteria Caixa anunció su rechazo a la oferta de IFM y su objetivo de alcanzar hasta un 29,99% del capital de la multienergética.

Por su parte, y por el momento, el fondo australiano se ha limitado a señalar a Invertia que "mientras no sea accionista de la compañía sólo opina sobre su Oferta que considera que es muy buena para el conjunto de sus accionistas”.

Tras la aprobación del Gobierno, solo queda el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que se debería producir en pocas semanas. Después, Criteria Caixa, IFM y los fondos CVC y GIP estarán condenados a entenderse y deberán decidir una nueva composición del consejo de administración y el futuro más inmediato de la energética. 

Criteria tiene un 25,94 con voluntad de llegar al 29%, al límite de una opa, a la que se suma el 20,7% de CVC (a través del vehículo Rioja), el 20,6% de  GIP. Estos dos últimos que suman un 41,36% de la energética y se han comprometido a no vender en la oferta sus participaciones.

El pasado 18 de febrero, la CNMV admitió a trámite la solicitud de autorización presentada por IFM para la formulación de la oferta para hacerse con hasta el 22,69% del capital social de Naturgy por unos 5.060 millones de euros.

Ajuste del precio

No obstante, la opa de IFM debía ser aprobada por el Gobierno al tratarse de una inversión considerada estratégica y por buscar la compra de un porcentaje superior al 10% por parte de inversores extranjeros. El Ejecutivo se reserva desde el comienzo de la pandemia una "acción de oro" para proteger empresas españolas en sectores productivos clave.

Por otro lado, este lunes el fondo australiano IFM ajustó a la baja el precio ofrecido en su oferta pública. Justifica esta decisión por el dividendo a cuenta de 0,30 euros que la energética pagará a sus accionistas el próximo 4 de agosto.

Al descontar del precio original de la oferta (23 euros) tanto el dividendo de 0,63 euros brutos por acción abonado por Naturgy el 17 de marzo de 2021 como este último dividendo de 0,30 euros brutos por acción, el precio de la oferta pasa a ser de 22,07 euros. El último requisito para que el Gobierno diera la luz verde a la opa.