Distribución

La CNMV prepara sanciones para Dia y su antigua cúpula directiva

  • El supervisor los acusa de haber remitido información falsa en las cuentas de 2016 y 2017
  • La institución esperará a que la Audiencia Nacional dicte sentencia sobre el caso
15 enero, 2020 18:21

Noticias relacionadas

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha anunciado este miércoles que ha abierto un expediente administrativo sancionador contra Dia, su exconsejero delegado y otros cuatro miembros de su antigua cúpula directiva, entre otros. El supervisor los acusa de “haber suministrado información financiera con datos inexactos o no veraces” en 2016 y 2017.

A pesar de que la decisión de abrir este expediente por “infracción muy grave” se tomó el pasado 19 de diciembre, la institución “acordó suspender la tramitación”, ya que los hechos señalados están siendo analizados en un proceso judicial penal en la Audiencia Nacional. Precisamente, este miércoles se ha conocido que el juez Alejandro Abascal ha citado como investigados al exconsejero delegado de Dia, Ricardo Currás, y otros cuatro antiguos altos cargos de la compañía, además de el auditor de KPMG que revisó las cuentas de la cotizada.

Tanto la CNMV como el juez han puesto la lupa sobre las cuentas anuales individuales y consolidadas del grupo de 2016 y 2017, los últimos ejercicios antes de que Dia se comenzara a precipitar al abismo que acabó con la irrupción del magnate ruso Mijail Fridman y empezó con la sospecha de “prácticas irregulares” por parte de Currás y algunos de sus colaboradores más estrechos, que a lo largo de 2018 fueron quedándose fuera de la dirección del grupo de supermercados.

El expediente sancionador de la CNMV se amplía, además, a “los consejeros que formaban parte de la comisión de auditoría y cumplimiento” de la cotizada. No obstante, cualquier decisión definitiva tendrá que esperar “hasta que recaiga pronunciamiento firme de la autoridad judicial”, según recoge el propio supervisor en un comunicado al respecto.

El juez Abascal ha señalado directamente a Currás y sus colaboradores como posibles artífices de un supuesto falseamiento de cuentas con el fin de transmitir una imagen financiera de Dia que no se correspondía con la realidad de aquellos ejercicios y, de paso, cobrar sus respectivos bonus. En su auto describe que "tras la investigación llevada a cabo, se puede concluir que de los ajustes que se incorporaron a los estados financieros de Grupo Dia correspondientes al ejercicio 2017, cuatro de ellos tienen su origen en prácticas contables irregulares ideadas por Ricardo Currás, los cuales, considerados a nivel agregado, supusieron una alteración artificial del Ebitda dpor un importe de 51,8 millones de euros".

Desde la CNMV se recuerda que la apertura de este expediente "no prejuzga el resultado final" y que "los expedientados contarán con todos los medios que el ordenamiento jurídico les confiere para la defensa de sus derechos".