SERGIO PEREZ Thomson Reuters

Construcción e Infraestructuras

Duro Felguera no realizó ningún proceso de selección al elegir a Argüelles como CEO

La compañía no contrató a ningún 'headhunter', un proceso tradicional en el marco de la gobernanza de las cotizadas.

25 mayo, 2021 03:22

Noticias relacionadas

Duro Felguera no realizó ningún proceso formal de selección para elegir a Jaime Argüelles como nuevo consejero delegado. La compañía omitió la contratación de un headhunter para sondear el mercado y que pudiese ayudar a la Comisión de Nombramientos y Retribuciones (CNR) a elegir una terna de candidatos.

Considerando lo crítico de la elección del CEO de la compañía, sorprende que el consejo de administración de la cotizada no haya realizado ningún proceso formal para suceder a José María Orihuela.

Las fuentes consultadas por este diario indican que lo normal en una empresa cotizada es realizar un proceso formal de elección de su máximo ejecutivo. Lo exige la gobernanza de las empresas y es una de las normas de buen gobierno corporativo. 

En este sentido, las fuentes consultadas por este diario indican que la elección de Jaime Argüelles se realizó de manera directa. Formalmente, fue la Comisión de Nombramientos integrada por Valeriano Gómez, Jordi Sevilla, José J. Massa y Bernardo Gutiérrez la que propuso el nombre, aunque sin tener candidatos alternativos.

Un relevo impulsado por la SEPI que además nombró el 1 de mayo a sus dos representantes en el consejo: César Hernández y Miguel Ángel Santiago. Los consejeros de SEPI son dominicales y, por tanto, la empresa solo puede aceptar los nombramientos realizados por el accionista involucrado. Sin embargo, en el caso del CEO, que es un cargo gestor, lo normal es realizar un proceso de selección abierto y transparente.

Experiencia de Argüelles

La propia compañía reconocía que el nombramiento de todos los nuevos consejeros de la compañía, que será sometido a ratificación en la próxima junta general de accionistas de Duro Felguera, se han adoptado en el marco del desarrollo y ejecución del Acuerdo de Apoyo Financiero Público Temporal, del Contrato de Financiación y del Acuerdo de Gestión suscritos por la compañía con el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas y con la SEPI.

Por otro lado, las fuentes consultadas por este diario indican que el nombre de Argüelles se pactó en abril entre la SEPI y el Principado de Asturias. De hecho, el gobierno asturiano -que todavía no aporta los ocho millones de euros comprometidos con el rescate de Duro Felguera- fue el que sugirió el nombre del directivo.

Argüelles fue director general de Ence entre 2013 y 2018, tras haber sido director de operaciones en la firma gallega. Después se incorporó a la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), una firma chilena en la que ocupó también la dirección general.

Un currículo que en el sector ha sorprendido por su escasa experiencia en una ingeniería del tamaño y del número de contratos que debe manejar Duro Felguera. Su experiencia es mucho mayor en el sector de la celulosa, en empresas papeleras, lejos del nivel industrial de la empresa asturiana.

No experiencia en contratos EPC que son los habituales de Duro Felguera, dicen estas fuentes. A favor de Argüelles juega que es asturiano, el principal elemento a tomar en cuenta por el consejo de administración al nombrarle.

Pérdidas de 171 millones

Duro Felguera es una de las compañías con mayor peso en la economía de Asturias, donde llegó a generar en 2019 más de 3.800 empleos directos, indirectos e inducidos, al tiempo que aporta el 4 % del esfuerzo en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) de la comunidad autónoma, destinado fundamentalmente al desarrollo de grandes proyectos industriales.

La empresa de ingeniería, con cerca de 1.200 trabajadores y más de 150 años de historia, perdió el pasado año 171,6 millones de euros, frente al beneficio de 1,4 millones del anterior ejercicio, y cerró 2020 con una deuda bruta de 95,3 millones y un patrimonio neto negativo de 147 millones.