Banca

S&P ve "manejable" para todos los bancos españoles un máximo del 7% de morosidad

Las entidades tienen una exposición a los sectores más problemáticos inferior al 14% de su cartera de préstamos.

21 enero, 2022 05:32

Noticias relacionadas

El repunte de la morosidad al que se va a enfrentar en los próximos meses la banca es "manejable" para todas las entidades del sector. Los especialistas de S&P Global así lo creen, pues consideran que la banca está preparada para afrontar el "pico" de préstamos dudosos, que sitúan en un máximo del 7%, dado que su exposición a los sectores más vulnerables está "contenida".

El fin de las medidas de apoyo puestas en marcha por el Gobierno y el sector bancario para evitar una oleada de quiebras empresariales, particularmente de las moratorias y las carencias de los créditos con aval estatal (los conocidos como créditos ICO), augura un incremento en la morosidad, que por el momento, debido precisamente a estas medidas, se mantiene estable en niveles mínimos. Según datos del Banco de España, el pasado octubre se situaba en el 4,36%.

Sin embargo, el aumento no tendrá nada que ver con el registrado en la pasada crisis y, de hecho, será "bastante gestionable" por parte de las entidades, un optimismo que se extiende a todo el sector. "Pensamos que el deterioro esperado de la morosidad va a ser gestionable para todas las entidades financieras españolas", explica Luigi Motti, responsable de Análisis de Instituciones Financieras EMEA de S&P Global Ratings, a este periódico.

Exposición limitada

Por el momento es una incógnita a qué volumen ascenderá esta temida ratio de morosidad a lo largo de 2022, cuando venzan las carencias, si bien los bancos se han protegido frente a la misma con ingentes provisiones. Con todo, desde S&P Global creen que "la exposición [de los bancos españoles] a sectores más vulnerables es, en general, contenida".

Más concretamente, según los datos de S&P Global, basados en los de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), la entidad con mayor exposición a los sectores más golpeados por la pandemia (arte y entretenimiento, alojamiento y restauración, transporte y almacenamiento y comercio minorista) es Bankinter y se sitúa por debajo de un 14% de su cartera total.

Verja de una cafetería cerrada en Logroño.

Verja de una cafetería cerrada en Logroño. Alberto Ruiz Europa Press

A estos sectores tendrá que prestar mucha atención la banca, pues hace unos meses, como informó este periódico, el Banco Central Europeo (BCE) alertaba de que el riesgo de impago de estos sectores puede ser mayor al que están registrando los modelos de riesgo de las entidades. Por detrás de Bankinter se sitúan BBVA, CaixaBank, Santander, la antigua Bankia (ahora CaixaBank), Sabadell y Abanca, con una exposición a todos esos sectores en conjunto de entorno el 12%, y después Ibercaja (algo menos del 7%) y Kutxabank (4%).

La estimación de los especialistas de la calificadora es que la ratio de créditos dudosos (non performing loans o NPL) sea, como máximo, del 7%, en línea con las previsiones de otros expertos. Un nivel considerablemente más bajo que el récord histórico, que fue más del doble de esta cifra (13,62%) y se registró en diciembre de 2013, en los peores momentos de la crisis financiera.

Rentabilidad

Es por eso por lo que, según Motti, el principal reto para las entidades españolas seguirá siendo la rentabilidad y más teniendo en cuenta que, según sus estimaciones, los tipos de interés no subirán en los próximos dos años, hasta finales de 2023. Y, cuando eso ocurra, los incrementos serán "moderados y graduales".

Pese al intento de reducir costes que está haciendo la banca a través de recortes de oficinas y de puestos de trabajo, Motti explica que "va a seguir siendo difícil para las entidades en España y en Europa en general generar rendimientos sostenibles superiores al coste de capital".

Una métrica que sitúan entre el 8% y el 10%. En el sector se habla siempre de la parte alta de esta horquilla, si bien "muchos analistas van más hacia un 8%, explica el experto. Mientras, la rentabilidad se quedará por debajo. "Lo que vemos es un ROE [rentabilidad sobre recursos propios] de entre el 6% y el 7% de cara a los próximos dos años", explica Motti.