Banca

Andbank y Abanca muestran su interés en la compra de Novo Banco en España

El banco luso ha colgado el cartel de se vende mientras Lone Star decide si vende o no su gestora a Trea. 

8 junio, 2020 19:05

Noticias relacionadas

Poco a poco la venta del negocio en España de Novo Banco va avanzando. Lone Star ya tiene encima de la mesa las primeras muestras de interés, que llegan desde la gallega Abanca y también desde el grupo Andbank. 

Así lo confirman a Invertia fuentes conocedoras de la operación, quienes aseguran que se trata de contactos incipientes después de que el fondo de inversión colgara el cartel de 'se vende' de la filial española del banco luso. 

Desde Andbank -puestos en contacto con Invertia- aseguran que no existe interés en este momento por la filial española de Novo Banco.  

El precio de venta, según fuentes financieras, estaría en torno a los 40 millones de euros. Eso si no se incluye la venta de su gestora que, en teoría, ya está vendida a Trea Asset Management. Una operación que está a la espera del cierre, pero que tras conocerse la venta de Novo Banco en España podría estar en el aire.

Todo sobre la mesa

Tal y como ha contado ya Invertia todas las opciones están encima de la mesa en este momento. Por tanto, no se puede descartar que la entidad lusa decida cancelar la venta de su gestora. ¿El motivo? El precio de la venta cambia sustancialmente dado que pasaría de ingresar 40 millones a cerca de 60 millones de euros. 

No sólo eso, es que esas mismas fuentes explican que el negocio bancario por sí mismo no tiene gran interés. Por tanto, se da por descontado que si se vende de forma conjunta será más fácil que alguno de los interesados en la compra del banco en España termine cerrando la operación.

Lone Star cuenta con el asesoramiento en la operación de Deutsche Bank en España, que lidera Antonio Rodríguez-Pina y que ha puesto al frente de la venta a Israel Fernández. 

La venta de la filial española de Novo Banco se enmarca en la decisión de Lone Star de ir vendiendo de forma troceada todo el negocio de la entidad lusa. Incluida la matriz portuguesa. Ahora bien, para conseguir su objetivo tendrá que contar con el aval del Estado portugués que ostenta el 25% del capital tras su 'rescate'.